La desafiliación del Querétaro no es el camino, dice Adolfo Ríos

El presidente deportivo del Querétaro del fútbol mexicano, Adolfo Ríos, consideró hoy que la desafiliación del equipo no es el camino y dijo que a la directiva y los jugadores solo les preocupa el aspecto futbolístico.
La desafiliación del Querétaro no es el camino, dice Adolfo Ríos
Fotografía del exguardameta de la selección mexicana, Adolfo Ríos.MEXSPORT/ARCHIVO

México, 4 mar (EFE).- El presidente deportivo del Querétaro del fútbol mexicano, Adolfo Ríos, consideró hoy que la desafiliación del equipo no es el camino y dijo que a la directiva y los jugadores solo les preocupa el aspecto futbolístico.

“La desafiliación no es el camino; se ha especulado que hay inversionistas y dan por vendido al equipo, pero ninguna de esas situaciones son reales”, dijo Ríos en una conferencia de prensa.

El Querétaro pasa un momento de incertidumbre por la indagatoria a su principal accionista, Armando Yañez, por un presunto fraude bancario que ha derivado en el embargo por parte de la fiscalía mexicana de su empresa Oceanografía.

Ríos se deslindo de los temas legales y en una conferencia de prensa insistió en apostar al trabajo de la cancha.

“No podemos perder la serenidad ni que (los problemas) se reflejen en los muchachos”, observó.

A la par de la realidad que vive el conjunto, los Gallos ocupan apenas el decimotercer lugar de la tabla del torneo Clausura 2014 con solo 10 puntos, y a jugadores se les adeuda su salario del mes pasado y algunos también de enero.

Ríos apoyó la permanencia del entrenador Ignacio Ambriz y recordó que parte de los puntos perdidos han sido por distracciones y dijo que los adeudos están en vías de resolverse y los jugadores no buscan tomar decisiones para presionar.

Al referirse a los futbolistas, dijo que deben ser los menos preocupados porque si hacen en la cancha lo que saben, siempre les llegarán ofertas.

Ríos insistió que ni los directivos ni los jugadores tienen algo de que avergonzarse porque no han cometido ningún delito y confió en que el grupo debe permanecer unido y fuerte.

“A los chicos les pedimos paciencia, pero no pedimos más de lo que nosotros estamos dando”, señaló.