“Ponchan” a banda que traficaba con peloteros cubanos

Autoridades de la República Dominicana desbaratan la red tras cinco meses de haberle seguido el rastro
“Ponchan” a banda que traficaba con peloteros cubanos
Foto: Shutterstock

Santo Domingo, 11 mar – La Policía reportó este martes el desmantelamiento de una banda que desde hace varios años se dedicaba a transportar peloteros cubanos para conectarlos con escuchas para la firma con equipos de béisbol en Puerto Rico, México y otros países, para luego dar el salto a las Grandes Ligas.

El vocero de la Policía, coronel Jacobo Mateo Moquete, identificó a los cabecillas de la banda como los cubanos Ángel Oscar Abueye Valdez y Johan Manuel Jiménez Hernández, reincidentes en organizar viajes ilegales desde Cuba.

Indicó que la Armada Dominicana, en coordinación con los organismos de inteligencia del país, apresó a doce 12 cubanos cerca de un hotel turístico de Juan Dolio (región Este); tres mujeres y nueve hombres que pretendían alcanzar las costas puertorriqueñas con esos propósitos.

La frustrada travesía, que se fue desarticulada esta madrugada, se haría en una embarcación de fabricación doméstica, que de inmediato fue incautada por las autoridades, además de una bomba de aire, dos remos, un carro marca Volswagen, modelo Passat, azul, año 2001, tres teléfonos celulares, entre otros accesorios.

Los viajeros indocumentados fueron identificados como Yamany Garay, Yadiel Santos Rodríguez, Orosma Balba Viamontes, Alexeis Tatis García, Alexeis Caraballo Ozoria, Marcos Castillo Nordet, Manoolvis Tellez Caballero, Leyani Cano, Yamilca Mendoza y Dayli Proenza.

El operativo se realizó tras cinco meses de darle seguimiento a la red y luego se procedió a coordinar acciones con el Ministerio Público, la Procuraduría Especializada Contra la Trata de Personas, el Departamento contra el Crimen Organizado (DCO), la Dirección Central de Inteligencia Delictiva (DCID) y la División de Inteligencia Naval de la Armada Dominicana.

“La red operaba desde el país hace varios años, y en cuando llegaron los informes a los cuerpos de investigación, la Policía le dio seguimiento”, dijo Moquete, quien explicó que los traficantes de cubanos “se dedicaban a contactar a peloteros vía familiares que residen en el país o en el extranjero, para traerlos y desde aquí llevarlos a Puerto Rico, Estados Unidos, México, Panamá, Nicaragua, entre otra naciones”.

El primero de junio del 2013, la fiscalía del Distrito Nacional pidió medidas de coerción contra varias personas acusadas de formar parte de una red de tráfico y trata de peloteros cubanos hacia el país.

Para esa ocasión, fueron sometidos el entrenador independiente de béisbol Edgar Mercedes, Pedro Delgado, Manuel Antonio Azcona (cabecilla), Nilvio Antonio Cruz, Héctor Evangelista Ferreira y Ernesto Enrique Guidi Vega.

Según los informes, los imputados fungían como financiadores de los viajes y usaban a terceros para realizar las operaciones y capitanear las lanchas que llegaban al país de forma clandestina a traer a los deportistas cubanos, a quienes luego les cobraban grandes sumas de dinero según los contratos que obtenían en el béisbol.