Legisladores hispanos debatirán deportaciones

Este jueves se espera un voto final que defina la posición de congresista latinos
Legisladores hispanos debatirán deportaciones
Obama se ha mostrado reacio a tomar acciones unilateralmente para detener las deportaciones.
Foto: Archivo

Este miércoles legisladores hispanos enfrentarán un duro debate frente a qué postura tomar sobre la política de deportaciones del presidente Barack Obama, un encuentro que puede profundizar los roces entre congresistas.

El grupo de trabajo sobre inmigración del Caucus Hispano discutirá una resolución propuesta por el congresista demócrata Luis Gutiérrez que pediría un freno a las deportaciones.

El grupo está conformado por 11 miembros, quienes programaron una reunión a la 1:15PM ET. Ahí se espera debatir la propuesta que Gutiérrez presentó como borrador a sus colegas la semana pasada. El legislador es el presidente del grupo.

Es probable que congresistas más liberales como Joe García de Florida, Raúl Grijalva de Arizona, Ed Pastor de Arizona y Nydia Velázquez de Nueva York, apoyen a Gutiérrez en impulsar una resolución fuerte que llame al fin de las deportaciones para ciertos grupos, como los padres de Dreamers que no han cometido delitos.

El senador Robert Menéndez de Nueva Jersey no asistirá a la reunión, pero la semana pasada realizó un llamado para detener las deportaciones.

Legisladores como Xavier Becerra de California, junto a Joaquín Castro de Texas, están más enfocados en la estrategia legislativa en el Congreso.

El choque entre las diferentes estrategias podría retrasarse o incluso no ocurrir este miércoles debido a que el liderazgo demócrata fijó una conferencia de prensa a la misma hora para discutir una petición de descarga sobre seguro de desempleo. Becerra es uno de los rostros del liderazgo y su oficina aseguró que estará en el evento junto a Nancy Pelosi.

Se ha invitado a todos los miembros del partido a participar. Hasta el momento la oficina de Gutiérrez no ha confirmado un cambio de horario o retraso.

Se espera que todos los congresistas del Caucus Hispano debatan y voten sobre la resolución el próximo jueves.

Activistas temen que el documento que emerja de la bancada no tenga la suficiente fuerza para poner más presión a la Casa Blanca y conseguir alivio administrativo para la población indocumentada.