Barrista es una ‘fichita’

Juan Quintero, fan de Chivas, va a Puente Grande por pandillerismo

GUADALAJARA, Méxi-co.— De su currículum “brotaba” violencia.

La justicia le hacía los mandados a uno de los barristas de Chivas enviado a Puente Grande luego de los desmanes suscitados en el Clásico Tapatío, pues tenía un historial delictivo como seguidor del Rebaño y conseguía salir bien librado.

Juan Miguel Quintero Hernández, de 21 años, fue detenido en febrero pasado por alterar el orden público en el Estadio Cuauhtémoc cuando los rojiblancos visitaron al Puebla.

El joven también había quedado bajo arresto por escandalizar en el estadio de Santos Laguna, en enero, según un reporte de la Fiscalía General del Estado.

Además fue aprehendido en el estadio de Chiapas por pandillerismo y destrozos, así como por una riña en el Omnilife, durante 2013.

Previamente, había terminado tras las rejas por consumo de drogas en el Estadio Jalisco y también en la casa del Toluca, en 2012.

Quintero Hernández, quien vive en Guadalajara, cuenta a su vez con nueve ingresos a las barandillas de la Ciudad por faltas administrativas y había enfrentado un proceso por delitos contra la salud, aunque lo soltaron bajo las reservas de ley.

Luego de emitir comentarios que incitaban a la violencia en el futbol mexicano, la funcionaria del gobierno de Tlaquepaque, Sara Betzabé Segura Bravo, presentó su renuncia al cargo que ostentaba en el municipio de Jalisco luego de ser acosada en redes sociales.

A través de su cuenta personal de Twitter, Segura Bravo calificó a los seguidores del América como: “Nacos, barrenderos, limpiavidrios y cargadores”.

Además, también se puede leer: “Pin… Atlistas, ojalá los agarren a madrazos como merecen. Los de la 51 son pu…”.

El pasado 2 de diciembre, la ahora ex funcionaría habría escrito: “Hay que estudiar, hay que estudiar, el que no estudie de poli va acabar”.

La funcionaria ya cerró su cuenta en la red social.

Luego de su renuncia, el Presidente Municipal de Tlaquepaque Alfredo Barba Mariscal, enfatizó a través de un comunicado que no va a tolerar ese tipo de conductas dentro de su gobierno.