Tarde negra para Nova

Orioles apalean a Yanquis en el segundo juego en su feudo

NUEVA YORK.— La alegría que se vivió el lunes pasado en Yankee Stadium a pesar del frío y las amenaza de lluvia se amargó ayer cuando salió el sol , dejando atrás la celebración del retorno a casa de Derek Jeter.

Bastaron nueve lanzamientos de Iván Nova para que los Yanquis se desplomaran ante los Orioles de Baltimore que los apalearon en el segundo de la serie inaugural en El Bronx al son de 14-5.

“No fue un buen día. Dejé la pelota arriba en la zona y ellos pegaron bien. No pude mantener mis lanzamientos abajo. Debo olvidarme de lo que pasó hoy [ayer] y pensar en mejorar”, argumentó Nova.

El lanzador dominicano hizo su segunda aparición, lanzando tres entradas y dos tercios en las que permitió 10 hits, siete carreras limpias y un jonrón. El diestro también ponchó a tres y puso su marca en 1-1.

Del otro lado, el zurdo taiwanés Wen-Yi Chen (1-1) cargó su primera victoria de la temporada tras lanzar cinco entradas, nueve hits, cuatro carreras y tres chocolates.

La novedad del encuentro fue el debut en primera base del venezolano Francisco Cervelli, quien usualmente es el receptor suplente de los Yanquis. Su presencia en la inicial se debió a la lesión que el titular Mark Teixeira sufrió en el tendón de la corva derecha.

“Todo bien, tranquilo. Es cuestión de adaptarse a jugar en primera, quizás con más juegos”, expresó. “Sí, me sentí cómodo. Tuve que anticipar un poco más en mis jugadas, pero eso fue todo”.

El venezolano, sin embargo, aseguró que lo suyo es estar detrás del plato.

“A mí me gusta ‘cachar’. Esa es mi posición. Me encanta estar ahí atrás moviéndome porque soy muy hiperactivo, porque no puedo estar tranquilo nunca”, comentó.

Al cierre de la edición, los Tigres de Detroit empataron el partido (2-2) cuando habían dos outs en el noveno inning en el Dodger Stadium.

El emergente Justin Turner había roto un el celofán 1-1 con fly de sacrificio en el séptimo y Dan Haren había dado de comer en la mano a los felinos.

?>