Trofeo de la Copa del Mundo hace parada en Miami

Los alcaldes de la ciudad de Miami, Tomás Regalado, y del condado Miami-Dade, Carlos Giménez, dieron la bienvenida oficial a la Copa FIFA

MIAMI – La Copa del Mundo que se disputará en Brasil a partir del 12 de junio, llegó el martes a Miami, la segunda de cuatro escalas de su periplo por Estados Unidos, un país que acoge cada vez más el fútbol.

Decenas de curiosos se apostaron en una fila para tomarse fotografías con el trofeo de 18 kilates de oro sólido, el cual fue expuesto al público durante un par de horas en un hangar del aeropuerto internacional de esta metrópolis.

“Esta es una oportunidad única, el estar cerca de la copa que van a disputar en el Mundial no es algo que pasa todos los días”, dijo Osmani Ortega, de 32 años, quien pidió permiso en su trabajo para asistir al evento.

Para dar la bienvenida oficial a la Copa FIFA asistieron los alcaldes de la ciudad de Miami, Tomás Regalado, y del condado Miami-Dade, Carlos Giménez, así como Tom Mulroy, presidente del equipo de futbol Strikers de Fort Lauderdale.

Mulroy destacó el hecho de que, en esta ocasión, hayan sido elegidas cuatro ciudades de EEUU donde hará escala el galardón, lo cual destaca “la importancia que va adquiriendo el fútbol en este país”, pues antes de Sudáfrica 2010 la copa sólo pasó por Miami y Houston.

Tras visitar ayer Washington, la Copa estará el miércoles en Atlanta y luego en Los Ángeles.

Mulroy comparó además la gira que realiza el trofeo, que hasta el momento ha recorrido 88 países y 149 mil 576 kilómetros en 267 días, con la que realiza la antorcha previo a los Juegos Olímpicos.

La Copa FIFA será disputada en Brasil por 32 selecciones, entre el 12 de junio y el 13 de julio.

El trofeo que es obra del artista italiano Silvio Gazzaniga, inició su gira desde la estatua de Cristo Redentor en Río de Janeiro, el 12 de septiembre pasado, y volverá a esa ciudad el próximo lunes.

La Copa, que mide 36.5 centímetros de altura y pesa cinco kilos, representa a dos figuras humanas sosteniendo la tierra y será entregada al campeón en el estadio Maracaná el 13 de julio.

Este evento no se entrega a perpetuidad a ninguna selección. Los ganadores se llevan una replica. El trofeo reemplazó desde el Mundial de Alemania, en 1974, a la Copa Jules Rimet, que se llevó Brasil en México 1970.