Cudahy está sin control

Informe de la Contraloría revela gastos excesivos de ex funcionarios

Uso “excesivo” de tarjetas de crédito en entretenimiento, viajes y comidas, contratos otorgados sin la aprobación del Cabildo, reuniones oficiales secretas y cuestionables pagos a funcionarios en ausencia, son algunas irregularidades detectadas en el Gobierno de Cudahy.

Un reporte publicado ayer por la Contraloría del estado detectó que una de las ciudades más pobres y con más latinos en el condado de Los Ángeles carece de controles internos para prevenir el mal uso del dinero que aportan los contribuyentes.

“Las pocas reglas existentes no se acataron y el gasto cuestionable fue rampante”, expresó el contralor estatal, John Chiang.

“Estas auditorías encontraron que los antiguos líderes de la ciudad mostraron poco respeto por la contabilidad elemental y la protección del gasto público”, agregó el funcionario, quien ordenó restituir $22.7 millones al estado.

Aunque el municipio se ha visto sacudido por investigaciones por corrupción (tres ex funcionarios fueron condenados el año pasado por extorsionar al dueño de un dispensario de marihuana), la oficina de Chiang elogió los esfuerzos reformadores encabezados por el liderazgo actual.

“Los líderes de Cudahy merecen crédito por querer una revisión independiente de su control interno y por actuar rápidamente para descubrir los problemas identificados”, señaló Chiang.

El análisis de la Contraloría, que inició el año pasado, abarcó de julio de 2010 a junio de 2012.

El reporte concluye que de las 79 reglas de control interno [cuyo fin es asegurar que los fondos públicos se empleen correctamente] solo se aplicaron ocho, al tiempo que no se grabaron adecuadamente las reuniones del Concejo Municipal.

Además se descubrió que los antiguos funcionarios de Cudahy se dieron una vida de rey a costillas del erario: mientras algunas tarjetas de crédito sobrepasaron sus límites, otras pagaron “excesivos” viajes, comida y entretenimiento.