La fiebre Panini invade Nueva York

Album de cromos del mundial Brasil 2014 acapara la atención de los fanáticos
La fiebre Panini invade Nueva York
Jaime Flores aseguró que este año los cromos o estampas del álbum Panini se agotan rápido en su comercio de El Barrio.
Foto: EDLPFotos Gustavo Martínez

Nueva York — El joven Juan Osorio se aguanta el hambre en la escuela y al salir corre con el estómago vacío a la tienda para continuar una tradición que su padre le ha inculcado.

“Me guardo mi dinero del lunch para comprar los sobres con estampas para llenar mi álbum del mundial”, dijo el muchacho de 15 años. “Cada que abro un sobre me siento emocionado y feliz porque sé que guardaré el recuerdo de coleccionarlo con mi papá”.

El año del mundial de fútbol significa para millones de personas alrededor del mundo que también es temporada de coleccionar el álbum de estampas, cromos o láminas conmemorativas que Panini lanza cada cuatro años, costumbre que data de la década de 1970, como explicó Jason Howarth, vicepresidente de mercadotecnia de Panini.

“Para muchos coleccionistas es una cuestión de legado familiar. Ellos lo juntaron con sus padres y ahora hacen lo mismo con sus hijos”, señaló.

La compañía de origen italiano indica que a diferencia de hace cuatro años, cuando la Copa del Mundo se efectuó en Sudáfrica, el álbum y las estampas coleccionables son más atractivas entre la afición del país. Y esto se constata con una visita a las tiendas donde se venden los productos. “No es como hace cuatro años. Ahora hasta los ‘gringos’ están bien metidos y vienen a comprar cajas. En dos semanas que llevo de venderlo, es de lo que más me pide la gente. Aquí se llena de niños que vienen a comprar sus sobres cuando salen de la escuela”, dijo Jaime Flores, dueño de Euromex Soccer en El Barrio.

El álbum cuesta $2 y se llena con 639 cromos, que vienen en sobres con siete de ellos y se despachan a dólar. La matemática haría suponer que se desembolsa una buena cantidad para terminar la colección, aunque Panini proporcionó una cifra exacta.

A los que les faltan unas cuantas estampas para terminar su colección, podrán llenar el cupón incluído en el álbum para solicitar las últimas 40.

“Sabemos lo que se siente no poder conseguir las que te hacen falta”, finalizó Howarth.