Preocupación por aumento de casos de tos ferina en California

Aunque es normal que haya picos de incidencia más altos cada 3 ó 4 años, en esta ocasión es preocupante porque todo parece indicar que más casos podrían presentarse.

El Departamento de Salud Pública de California alertó hoy que los casos de tos ferina a nivel estatal alcanzan los 1,711 casos, tres veces más que durante el mismo período el año pasado.

El doctor Ron Chapman, director del Departamento de Salud Pública, indicó que aunque es normal que haya picos de incidencia más altos cada tres o cuatro años, en esta ocasión es preocupante porque todo parece indicar que más casos podrían presentarse.

“El último pico en California fue en 2010, y ahora estamos preocupados de que el reciente aumento en casos reportados sugiere que otro pico cíclico está comenzando”, aseveró el Dr. Chapman.

Los bebés menores de seis meses de edad son los más vulnerables a los casos graves de tos ferina o ‘whooping cough’. Hasta la fecha, la mayoría de los 77 casos que han requerido hospitalización en el 2014 han sido en bebés de tres meses de edad o menores.

Las dos muertos este año — ambos bebés — son las primeros fallecidos por esta enfermedad desde el 2010.

Más del 90% de los casos reportados este año han sido en menores de 18 años de edad, incluyendo 32% entre adolescentes de 14 a 16 años de edad.

Las autoridades recomiendan que las mujeres embarazadas reciban un refuerzo de la vacuna contra la tos ferina durante el tercer trimestre del embarazo y que se vacunen a los bebés lo más pronto posible.

A nivel estatal se han reportado brotes de tos ferina en escuelas primarias, secundarias y preparatorias.

• Las mujeres embarazadas reciban un refuerzo de la vacuna contra la tos ferina durante el tercer trimestre de cada embarazo, incluso si se vacunaron antes.

• Los bebés deben ser vacunados contra la tos ferina tan pronto como sea posible. La primera dosis se recomienda a los dos meses de edad, pero se puede poner a tan sólo 6 semanas de edad durante los brotes de tos ferina. Los niños necesitan cinco dosis de la vacuna contra la tos ferina antes de entrar al jardín de niños (entre los 4 y 6 años de edad).

• La ley estatal requiere que los estudiantes reciban el refuerzo de la vacuna contra la tos ferina antes de entrar al séptimo grado en California.

• Los adultos reciban un refuerzo de la vacuna contra la tos ferina una sola vez, sobre todo si están en contacto con bebés pequeños o si son profesionales en el campo de la salud que puedan tener contacto con bebés o con las mujeres embarazadas.

– Tos permanente con chillido.

– Secreción nasal.

– La cara de los bebés se vuelve roja o morada.