Activista se recupera de su operación

Gloria Saucedo espera reincorporarse pronto a su trabajo por los inmigrantes
Activista se recupera de su operación
La activista Gloria Saucedo siempre se ha comprometido por su trabajo proinmigrante.
Foto: Archivo

La activista Gloria Saucedo espera poder incorporarse pronto a sus actividades en pro de los inmigrantes.

La presidenta de la Hermandad Mexicana Transnacional sufrió un infarto hace cinco semanas, teniendo que ser sometida a una cirugía de corazón abierto.

Aunque ya se siente bastante recuperada, aun tendrá que esperar unos días más para reintegrarse a su trabajo.

La activista destacó que el período de inactividad ha sido un poco difícil para ella. “Creo que tenía más de 40 años que no descansaba como lo estoy haciendo ahora”, dijo Saucedo en entrevista telefónica a La Opinión.

Saucedo iba a formar parte del grupo que visitaría el Vaticano para hablar con el Papa pero comenzó a sentirse mal días antes del viaje y decidió quedarse. Sin embargo, considera que “todo el grupo que fue hizo un trabajo muy bueno”, dijo.

Destacó también que la historia de la pequeña Jersey Vargas, quien le dirigió algunas palabras al papa Francisco, refleja el sufrimiento de muchos niños separados de sus padres por la deportación.

Aunque no ha estado activa en su labor comunitaria, Saucedo ha estado pendiente de todas las acciones que se han estado llevando a cabo para lograr la reforma migratoria.

“He estado hablando con mis compañeros para ver qué van a hacer, qué están haciendo, porque la lucha por la reforma ha sido el trabajo más importante que se ha hecho en los últimos 20 años”, dijo Saucedo.

Saucedo también resaltó la importancia de convertirse en ciudadano para ayudar a otros a lograr sus estatus legal.

“Todo aquel que no se ha hecho ciudadano, que solicite la la ciudadanía porque esa es la lucha más directa, los votos son muy importantes”, dijo Saucedo. “Podemos hacer muchas marchas, llamadas, hacer todo, pero el voto es muy importante”.

El médico que atiende a Saucedo le ha dicho que no puede reincorporarse antes del 24 de mayo.

“Antes de la operación, me sentía muy mal. Pero ya me siento mucho mejor y con ganas de seguir luchando”, dijo la activista.