Horror: un malvado apuñala a dos pequeños en el elevador

Mata a PJ Avitto, de 6 años. La policía de Nueva York cree que el sospechoso ya asesinó de manera similar la semana pasada. Dolor y asombro en la comunidad afroamericana.
Horror: un malvado apuñala a dos pequeños en el elevador

Dos niños están jugando. Entran a un elevador, es el de su casa, en Brooklyn, Nueva York, una tarde de domingo cualquiera.

Los niños están jugando en el patio, bajo supervisión de adultos, y van a su departamento a comer helado.

Un hombre – hay descripciones, en donde el terror lo magnifica, descripciones hechas entre sollozos entrecortados – entra a la cápsula. Con un cuchillo ataca a los dos niños. Apuñala y huye.

Mata a uno de ellos, un varoncito de seis años. La niña, de siete, se salvó de milagro.

Es de complexión “pesada”, explica CNN. Afroamericano, como las víctimas, de casi seis pies de altura, entre 25 y 35 años, de camisa gris.

El niño asesinado, que expiró en el quirófano del hospital cercano, se llamaba Prince Joshua PJ Avitto.

“Dios mío, se llevó a mi niño”, llora Nicholas Avitto, el padre, al New York Daily News. Tiene 56 años y todos los rasgos de un hombre vencido. “Dios me había bendecido… me lo dio a los 50. Nació el Día del Padre…”

“Esta no es la ciudad de Nueva York que queremos como policía”, dice con tristeza Bill Bratton, el comisionado de policía.

“Son dos niños. No tiene sentido”, dice Scott Avitto, tío del chico asesinado. “Queremos que se haga justicia”.

“Recen por ella. Recen por nosotros. Recen por la familia de PJ… no sé qué monstruo haría algo así”, dice Regenie Trevathan, bisabuela de la niña.

Taj Gibson, el jugador de baloncesto de los Chicago Bulls, es tío del niño muerto. “Me mataron a mi pequeño super hombre. #rippj faltaban dos semanas para tu cumpleaños 7. Lágrimas para siempre”. Agrega una foto de PJ en su cuenta de Instagram.

No se efectuaron arrestos. La policía cree que el sospechoso podría haber asesinado a otro joven de la misma manera tres días atrás. El funeral es el viernes.

A quien tenga información sobre lo ocurrido, se le pide llamar al número policial 1-800-577-TIPS.