Aún es preocupante la transmisión del coronavirus en el mundo

Hasta ahora ha infectado a más de 700 personas, de la cuales 249 murieron.
Aún es preocupante la transmisión del coronavirus en el mundo
El coronavirus es relativamente nuevo entre humanos.
Foto: Archivo

Ginebra – El Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV), más conocido como nuevo coronavirus, ha infectado a más de 700 personas, de las cuales 249 han fallecido, según anunció la OMS, que considera que la transmisión del virus sigue siendo “preocupante” pero no una emergencia.

El director general adjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Keiji Fukuda, presentó hoy en rueda de prensa los últimos resultados sobre el brote de MERS, que surgió por primera vez en Arabia Saudí en 2012, y que desde entonces ha sido reportado en al menos quince países.

Los 16 miembros del Comité de Emergencia sobre el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) se reunieron ayer por sexta vez, y durante cuatro horas analizaron la situación y la gravedad de la expansión del virus.

Los expertos concluyeron de forma unánime que a pesar de la gravedad, no se dan las condiciones para declarar una emergencia de salud pública de alcance internacional.

El hecho de que el número de casos no haya aumentado considerablemente, como sí lo hacía a mediados de abril, y el hecho de que “no haya evidencias” de transmisión sostenida de humanos a humanos en la comunidad hacen descartar, por ahora, la declaración de la emergencia.

Hasta la fecha se han detectado dos formas de transmisión: de humanos a camellos, e infecciones en los hospitales.

“El hecho de que aún desconozcamos con exactitud como el virus infecta exactamente, nos obliga a determinar que la situación es preocupante”, afirmó Fukuda.

Es por ello que dos de las principales recomendaciones son que las personas que se relacionan con camellos extremen las precauciones, y los enfermos y personal sanitario que frecuenten los centros de salud sean extremadamente vigilantes.

El Comité señaló que es esencial que se analicen los brotes ocurridos, o que ocurran en el futuro, en los hospitales para determinar dónde y cuándo se dan de forma más asidua los contagios, y así poder prevenirlos.

Fukuda señaló que no se puede bajar la guardia porque el virus “aun mata a un significativo número de las personas que infecta”. Por ahora, el índice de mortalidad se sitúa en el 36 %.

Otro aspecto en el que el Comité hizo hincapié fue en señalar el peligro del aumento de los contagios como consecuencia del incremento de los viajes a Arabia Saudí en las próximas semanas para celebrar tanto la peregrinación a la Meca, como el Ramadán.

En este caso, la OMS solicita que se transmita información entre los peregrinos para que sean conscientes del peligro al que eventualmente se enfrentan, y tomen las medidas de precaución adecuadas.

Por ahora se han detectado casos en Argelia, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Filipinas, Grecia, Holanda, Irán, Jordania, Kuwait, Líbano, Malasia, Omán, Qatar y Yemen.

En aras a prevenir el contagio, la OMS recuerda a todos los países que deben extremar sus labores de prevención, haciendo campañas informativas, especialmente entre el personal sanitario.

El Comité se volverá a reunir para evaluar el impacto del MERS en septiembre del 2014, a no ser que hay algún imprevisto antes.