Policías encubiertos destapan a traficantes de drogas en Brooklyn

El arresto se hizo después de una operación encubierta que llevó a cabo la Policía por más de ocho meses

Una operación encubierta que llevó a cabo la Policía de Nueva York dio frutos ayer después de que el fiscal de la Corte Suprema de Brooklyn, Kenneth Thompson, acusara a ocho hombres de venta y tráfico de drogas alrededor del proyecto de vivienda pública Lafayette Gardens en Clinton Hill, Brooklyn.

La investigación empezó en noviembre del año pasado, después de que la Policía notara un aumento significativo de tiroteos y violencia en las vecindades de Lafayatte Gardens, y cerca a las avenidas Classon, DeKalb y Franklyn.

Durante la investigación, que contó con el apoyo de la Fiscalía y de la División de Narcóticos de la Policía, agentes encubiertos lograron hacer más de 95 transacciones con los acusados, que incluían la venta y compra de cocaína, heroína y marihuana. La mayoría de las compras fueron hechas en lobbies y áreas comunes de Lafayette Gardens. También hubo transacciones hechas en tiendas cercanas y avenidas.

La operación hace parte de una iniciativa antinarcóticos liderada por la Policía y la Fiscalía.

“Las drogas en nuestra comunidad no serán toleradas”

“Esta es la segunda operación antinarcóticos que se lleva a cabo en Brooklyn en menos de dos semanas. Queremos mostrar el compromiso de la Policía y la Corte por mejorar la calidad de vida y la seguridad de los que habitan en proyectos de vivienda pública. El arresto y acusación de estos hombres manda un mensaje claro: las drogas en nuestra comunidad no serán toleradas”, dijo el fiscal Thompson.

Los acusados –George Risher, Kenneth Burton, Jerrell Page, Zachary Busch, Corey Brown, Kevin Shuler, Edward Miller, y Taneika Decker– fueron arrestados en la noche del miércoles y podrían enfrentar hasta nueve años de cárcel por tráfico de drogas. Según Thomson, se esperan más arrestos la próxima semana.