TU TECNOLOGÍA: Los Drones: ¿Ventaja o Amenaza?

Tu Tecnología

Los drones o aeronaves piloteadas remotamente, se están convirtiendo en un peligro real en el espacio aéreo americano. Según una investigación del Washington Post encontró docenas de reportes sobre encuentros cercanos y potencialmente inseguros entre drones y aviones comerciales de pasajeros. Cerca de 50 drones militares se han estrellado en los Estados Unidos desde el 2001 y los incidentes han incluido desde estrellarse en el patio de una escuela hasta en espacios públicos. ¿Cuál es el peligro que se avecina?

El Congreso le ordenó a la Administración Federal de Aviación o FAA por sus siglas en inglés, que establecieran reglas para la operación de los drones comerciales en el país para finales del 2015. En estos momentos, son muy pocas las agencias del gobierno autorizadas para volarlos en el espacio aéreo americano. ¿Qué pasará cuando hayan miles de drones compartiendo los cielos con aviones, helicópteros y otros vehículos? Verdaderamente, no luce bien.

Los problemas reportados de caídas de drones han tenido que ver con varias causas comunes como fallas mecánicas, errores de pilotaje y por supuesto, no podrían faltar las fallas de los complejos sistemas de control.

Las aplicaciones de estos drones son reales para muchas industrias. Por ejemplo, la agricultura puede usar las capacidades fotográficas de estas aeronaves para observar las cosechas y los puntos que necesitan irrigación o fertilización. Por ejemplo, un drone puede cubrir cientos de acres tomándoles fotos y videos y tener los mismos disponibles para análisis en unas pocas horas. En estos momentos las restricciones son que no pueden volar a más de 400 pies de altura y tienen que permanecer en la visión periférica del operador que limita seriamente el crecimiento de esta industria pero basados en la información y la seguridad de los mismos, el FAA está tomando el camino seguro.

Esta semana, el FAA clasificó a los drones pequeños, como los que quería utilizar Amazon para hacer entrega de paquetes, como aeronaves modelos ligeras, que no califican para servicio comercial y deben ser utilizadas estrictamente para uso recreacional.

La ansiedad está creciendo entre los grupos que favorecen la operación de los drones y el gobierno que los está aguantando. Esta industria tiene el potencial de generar miles de millones de dólares para el país pero tiene que ocurrir de la manera más segura y ordenada posible.

Los pilotos de aviones necesitan tener una licencia y me imagino que este sea el proceso necesario para poder evitar calamidades en el futuro. Es verdad que poseer una licencia no libra a nadie de un accidente pero si no existiera, viviríamos en un mundo de tráfico caótico en las calles. Toca prepararse y comenzar a aprender a pilotear y operar estos drones para que cuando se sepan las leyes, tener una ventaja competitiva. Esto es, por supuesto, si no hay una crisis donde un dron causa un accidente serio y el clima político hace que paguen justos por pecadores.