Homenajean a Amy Winehouse con cigarrillos y botellas de alcohol

Los fans de la cantante la obsequiaron con estos gestos de admiración para el tercer aniversario de su muerte
Homenajean a Amy Winehouse con cigarrillos y botellas de alcohol
La familia de Amy aseguró que están intentando poner a un lado la tristeza de su muerte.

Aunque la repentina muerte de Amy Winehouse en julio de 2011 constituyó la consecuencia final de una larga adicción al alcohol y a los estupefacientes, los seguidores de la malograda artista no han dudado en conmemorar el tercer aniversario de su fallecimiento dejando en la puerta de su casa -situada en el barrio londinense de Camden- numerosas botellas de whisky vacías e incontables colillas, al igual que hicieron durante los días inmediatamente posteriores a su trágico fallecimiento.

Pese a los dolorosos recuerdos que podría traer a sus familiares más cercanos esa asociación directa entre su imagen y su destructiva afición a la bebida, lo cierto es que su madre Janis ha sido la primera en dar las gracias a sus fans por rendir homenaje a Amy a través de “todas las formas posibles”, sin entrar a valorar si le agrada especialmente que entre esos gestos de admiración se encuentren objetos que, posteriormente, serán recogidos por los servicios de limpieza y tratados como mera basura.

“Ahora mismo me siento muy emocionada y agradecida tras ser testigo del cariño y el amor que todos vosotros sentíais por mi hija. Me he pasado por su casa de Camden hace unos minutos y me he quedado impresionada al ver tantos regalos y dedicatorias para celebrar su música y los años que pasó con nosotros”, aseguró Janis Winehouse en su perfil de la red social Twitter, antes de insistir en que los recipientes vacíos y los paquetes de tabaco -junto a toda clase de carteles, tarjetas y flores- le parecen “apropiados” siempre que sean el reflejo de un cariño sincero, como publica el portal TMZ.

Por su parte, el padre de la desaparecida vocalista, Mitch Winehouse, se decantó por un método mucho más tradicional para recordar a su famosa hija, visitando junto a varios amigos íntimos de la artista el cementerio del norte de Londres en el que está enterrada. No obstante, en lugar de expresar su añoranza por medio de unas más que comprensibles lágrimas, Mitch decidió compartir un momento de risas y distensión con sus acompañantes para “homenajear” a Amy como se merecía.

“Ayer fui a ver a Amy con algunos de sus mejores amigos. Intentamos no estar demasiado tristes y homenajearla como a ella le hubiera gustado, contando anécdotas, riéndonos a viva voz y tratando de contagiarnos de ese entusiasmo que ella irradiaba por los cuatro costados”, escribió en su cuenta de Twitter.

?>