Realizan rescate de niños y ancianos en Irak

Las fuerzas aéreas iraquíes realizaron un rescate de emergencia en Irak y rescataron a varios menores de edad
Realizan rescate de niños y ancianos en Irak
El rescate en el Monte Sinjar, en Irak, fue un rescate por parte de las fuerzas aéreas iraquíes.
Foto: Twitter de @IvanCNN

Un dramático rescate de refugiados en el Monte Sinjar, realizado por un helicóptero de la fuerza aérea iraquí que llevaba emergencia humanitaria, marcó ayer la última de las tensiones que viven miles de personas desplazadas en Irak.

Las Naciones Unidas ya habían advertido de la situación crítica de estos refugiados que enfrentan temperaturas de más de 110 grados, falta de agua, alimentos y medicinas y la amenaza constante de los grupos armados.

Varios de estas personas atrapadas, incluyendo bebés y personas de la tercera edad, buscaban con ansias subir al helicóptero y huir de la zona.

Amplía al respecto la agencia EFE:

El rescate, vino en momentos que el presidente estadounidense, Barack Obama, celebró ayer como “paso prometedor” la designación de un nuevo primer ministro iraquí, el chií Haidar al Abadi, mientras se efectuaban nuevos ataques aéreos sobre posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el norte de Irak.

“La única solución duradera consiste en que los iraquíes se unan y formen un Gobierno incluyente. Y hoy [ayer] Irak dio un prometedor paso adelante en ese esfuerzo crucial con la designación de Haidar al Abadi”, afirmó Obama en una breve declaración desde la exclusiva isla de Martha’s Vineyard (Massachusetts), donde se encuentra de vacaciones.

El mandatario aplaudía así la salida del poder al jefe de Gobierno interino, el también chií Nuri al Maliki, al que Washington considera responsable de las tensiones internas entre chiíes y suníes y foco de división en el país.

Pero, una vez más, volvió a recordar que “no hay una solución militar estadounidense a la crisis”, e insistió en que los “exitosos” ataques aéreos llevados a cabo por EEUU sobre posiciones de EI desde el jueves tienen carácter “limitado”.

Como parte de esta amplia estrategia política, la designación de Al Abadi por parte del presidente Fuad Masum y el desarrollo de un Gobierno abierto a todos los iraquíes supone una de las exigencias marcadas por Washington para mantener el apoyo a Irak en su lucha contra el avance de los yihadisyas del EI, que ya controlan parte del país y algunas grandes ciudades como Mosul.

Mientras tanto, las operaciones militares cerca de la ciudad de Erbil, capital del Kurdistán iraquí y donde EEUU. tiene un consulado, continuaron ayer por parte de las fuerzas aéreas estadounidenses con diversas oleadas de bombardeos sobre posiciones yihadistas.

En este aspecto, Obama remarcó que no existían planes para ampliar los bombardeos a otras zonas de Irak, y que se ceñirían a las cercanías de Erbil y monte Sinyar, donde miles de refugiados yazadíes y cristianos kurdos se encuentran aislados.

“(Estos bombardeos) apuntalan los objetivos militares que hemos diseñado en Irak: proteger a los ciudadanos estadounidenses, ofrecer asistencia a las fuerzas iraquíes para enfrentar a estos terroristas y unirnos a nuestros socios internacionales para ofrecer ayuda humanitaria”, agregó el presidente.

Precisamente, el Pentágono reconoció que los ataques efectuados hasta el momento “no han debilitado el avance de los yihadistas, y solo han tenido efectos temporales sobre EI“.

“No hemos contenido la amenaza ni desbaratado el empuje” (de los yihadistas), subrayó el teniente general William C. Mayville Jr., en una rueda de prensa desde el Pentágono.

Mayville advertía que EE.UU. se mantiene “muy preocupado” por la ofensiva de los yihadistas, de quienes dijo que están “muy bien organizados y equipados, y con capacidad para atacar en diferentes frentes”.

Por otro lado, el Departamento de Estado reconoció hoy por primera vez que la colaboración con la milicia kurda “Peshmerga” que combate a los yihadistas en el norte de Irak incluye la entrega directa de armas.

Los kurdos necesitan armamento adicional. Se lo estamos facilitando y estamos trabajando para proveer más“, dijo la portavoz adjunta del Departamento de Estado, Marie Harf, durante su rueda de prensa diaria.

Harf indicó que las entregas se están haciendo “en coordinación” con el Gobierno central de Irak.

A la par, aviones militares de carga de EE.UU. y el Reino Unido efectuaron nuevas entregas de agua, alimentos y suministros básicos sobre los miles de refugiados yazidíes kurdos y cristianos que se encuentran aislados en el monte Sinyar, en el norte de Irak.

La intervención militar de EE.UU., aunque limitada y apoyada de manera mayoritaria en el país, ha reabierto las críticas internas a Obama por volver a un lugar del que ordenó la retirada de las tropas en 2011 tras la invasión estadounidense de 2003.

Especialmente desde la oposición republicana, que acusa a Obama de no tener una estrategia clara.

El senador republicano y excandidato a la Presidencia de Estados Unidos John McCain calificó los ataques selectivos de “muy, muy ineficaces” y pidió una mayor implicación.

Y, sorprendentemente, también desde exmiembros de su Administración, como su exsecretaria de Estado Hillary Clinton, quien aseguró que Obama debió ayudar antes a los rebeldes sirios para contener al grupo yihadista que ahora avanza por Irak.