Clínicas comunitarias ofrecen cuidado médico a los más necesitados

El 54% de los pacientes en los centros de salud comunitarios eran latinos y el 39% no hablaban inglés como primer idioma
Clínicas comunitarias ofrecen cuidado médico a los más necesitados
Las clínicas comunitarias brindan cuidados médicos sin importar su estatus migratorio.
Foto: Archivo

Ayudan a combatir la tos, la influenza, el asma, la diabetes y la hipertensión. Y cuando los californianos de bajos recursos buscan cuidados médicos, los centro de salud comunitarios no dudan en brindarlos, sin importar si pueden pagarlos o no.

“Estamos aquí como un hogar médico para proveer servicios de salud, dentales, sicológicos y servicios auxiliares, en un entorno culturalmente competente”, dijo Carl E. Coan, presidente y director ejecutivo de Eisner Pediatric & Family Medical Center. “Para muchas personas, somos los únicos cuidados disponibles, pero continuamente nos esforzamos en asegurarnos que los residentes estén conscientes de que somos un recurso para sus hijos, sus familias y para ellos mismos“.

Por años, los centros médicos comunitarios han sido la primera línea de defensa para latinos de bajos recursos que carecen de seguro médico.

Hoy en día, las clínicas juegan un papel clave en inscribir personas de bajos recursos a seguros de salud, incluyendo Medi-Cal y seguros médicos privados a través de Covered California, ambos beneficios de la Ley de Cuidado de Salud conocida como “Obamacare”.

LEA M­ÁS NOTAS SOBRE ATENCIÓN MÉDICA


EEUU activa “estaciones de cuarentena” para evitar contagio de ébola

Obesidad haría que hijos mueran antes que padres

Obamacare beneficia, pero a los más pobres


“En muchas partes de California la clínica comunitaria puede ser el único proveedor de servicios médicos primarios y preventivos para comunidades enteras”, señaló Leticia Cazares del San Ysidro Health Center. “Las clínicas comunitarias frecuentemente son el primer punto de contacto para muchos residentes de bajos recursos que tanto buscan y necesitan los servicios sociales por tres razones fundamentales: el acceso, la confianza y la calidad de un cuidado culturalmente competente. Las clínicas comunitarias, como San Ysidro Health Center, son la columna vertebral de las comunidades, las escuelas, los negocios y un California saludable”.

El año pasado, los centros de salud comunitarios en California atendieron a más de 5.4 millones de personas.

De ellos, el 54% de los pacientes eran latinos y el 39% no hablaban inglés como primer idioma, según el California Primary Care Association.

Las clínicas se han descrito como un ‘miembro’ de la familia, uno que entiende la cultura de sus pacientes, uno que habla su idioma, y que brinda los cuidados preventivos básicos, dentales, de salud mental, del abuso de sustancias y medicamentos a una cantidad de personas de bajos recursos, sin importar su capacidad de pago.

En muchas comunidades, especialmente en las zonas rurales y empobrecidas, los centros de salud son como el esqueleto de un sistema que brinda cuidados médicos esenciales a un gran número de personas pobres sin seguro, incluyendo a los indocumentados

“A los pacientes les encanta el cuidado médico que reciben de las clínicas y regularmente les escuchamos decir ‘mi clínica’ y ‘mi médico’, dijo Louise McCarthy, directora ejecutiva de la Asociación de Clínicas Comunitarias del condado de Los Ángeles. “Cuentan historias no sólo de los servicios clínicos de alta calidad que reciben, sino también de la ayuda que brindan las clínicas al navegar otros servicios comunitarios. Si el gobierno estatal o del condado intentan cortar los fondos para las clínicas, los pacientes salen a defenderlos. Las clínicas son un recurso vital para las comunidades a las que sirven, y los pacientes las valoran mucho”.

Alrededor de la web