Braceros reclaman tras dos años sin un solo peso

Cientos de ex braceros emprenden una caminata en México para pedir a Peña Nieto que devuelva 'lo que el Gobierno les robó'
Braceros reclaman tras dos años sin un solo peso
Braceros mexicanos reclaman el pago de sus ahorros.
Foto: Archivo

MÉXICO, D.F.— A los 80 años, cada día es una batalla mortal si no se tiene dinero para comer, pagar una renta, un doctor o medicamentos como ocurre con miles de ex braceros que en estos días protestan por tercer año consecutivo para exigir al presidente Enrique Peña que los vuelva a incluir en el presupuesto.

“No se trata de limosnas”, atajó Andrés Castillo, quien camina en una marcha desde Zacatecas entre cientos de ancianos —algunos en silla de ruedas o en muletas— rumbo al Distrito Federal, donde se reunirán con otros miembros de la Coordinadora Binacional de Ex braceros (CBE) el próximo martes el 2 de septiembre. “Es un dinero que ganamos y nos robó el gobierno”.

Entre los años de 1942 y 1964, poco más de 4.6 millones de mexicanos viajaron como trabajadores documentados a Estados Unidos en el programa Braceros. En este acuerdo, las autoridades norteamericanas retenían el 10% del salario de los trabajadores como un sistema de ahorro que posteriormente transfirió a la banca estatal mexicana, donde desapareció sin dejar rastro de cuánto fue en total.

Cálculos extraoficiales hablan de miles de millones de dólares.

Lea además:

Exbraceros reclaman a Peña Nieto recuperación de ahorros

Fue hasta 2005, cuando, después de múltiples protestas, el entonces presidente Vicente Fox promovió un Fideicomiso de gobierno para dar a los afectados una “cuota compensatoria” de alrededor de $3,100 que se otorgó a 190 mil braceros a lo largo de ocho años hasta que llegó esta administración y la eliminó de un plumazo, sin dar explicaciones.

El borrón se hizo en la Secretaría de Hacienda. “Lo quitaron y ya”, dijo en su momento la diputada Amalia García, quien protestó desde finales de 2012.

En la Cámara Baja, no se hizo nada para restituirlo: ni desde la Comisión de Presupuesto (que encabezaba el hoy secretario de Gobierno del Estado de México, José Sergio Mansur), ni en la votación en pleno de la Cámara Baja, donde la mayoría, votó por dejar de dar el dinero a los viejitos ex migrantes.

“Uno a uno he visto morir enfermos a mis compañeros de lucha y siempre se sintieron engañados por lo que les quitaron”, lamentó el ex bracero Castillo, de 77 años. “De los que fuimos a trabajar a Texas ya sólo quedo yo”.

La Opinión no obtuvo respuesta de Hacienda ni de la Comisión de Presupuesto solicitando su declaración sobre este tema.

Los ex braceros han llevado a diversos foros su inconformidad: desde la Organización de Estados Americanos, a la Corte Interamericana de Derechos Humanos; de la Organización Internacional del Trabajo hasta tribunales locales.

El 22 de enero de 2013 un tribunal colegiado de la Ciudad de México ordenó al gobierno mexicano restituir los pagos compensatorios a los ex braceros, pero hasta la fecha, no se ha cumplido.

“Se supone que vivimos en un Estado de derecho y Peña Nieto, como titular del Ejecutivo, tiene que acatar: primero, que se reintegre el dinero que no se dio en 2013 y 2014 y volver a etiquetar en el presupuesto de Egresos 2015 una partida para los ex braceros”, detalló Efraín Arteaga, líder de la CBE.