Editorial: La transparencia electoral

La Asamblea debe respetar al votante aprobando la SB 52
Editorial: La transparencia electoral
La Asamblea tiene que considerar que lo más costoso para los californianos es un sistema político sin claridad
Foto: Archivo

ENGLISH VERSION

Es necesario traer transparencia en el financiamiento de campañas políticas, especialmente en las iniciativas electorales en donde se vuelcan millones de dólares a favor o en contra de una propuesta sin saber quién está detrás del dinero.

El proyecto de ley SB 52, que será votado hoy en la Asamblea es la mejor alternativa para dar claridad. La medida básicamente exige que las campañas políticas que gastan dinero a favor o en contra de una iniciativa electoral deben revelar de manera prominente quienes son sus principales donantes en la propaganda ya sea por correo, por radio, televisión e internet.

Los votantes de California se ven agobiados en cada ciclo electoral por iniciativas electorales sobre temas complejos, redactadas muchas veces de una manera confusa y promovida por organizaciones con nombres que esconden su origen.

Un ejemplo de ello fue la Proposición 87 que abogaba por un impuesto al petróleo para abonar por energía verde. El grupo Californianos Contra Impuestos Más Altos gastó 94 millones de dólares para derrotar la medida provenientes de Chevron, Occidental Petroleum y Aera Energy.

De igual manera Americanos Por Un Liderazgo Responsable canalizó desde Arizona 11 millones de dólares en favor de la Proposición 32 que debilitaba financieramente los sindicatos de California.

Lo lamentable es que la oposición a esta transparencia hoy coloque en un mismo bando a sindicatos y republicanos que, por uno u otro motivo, consideran muy oneroso el tener que revelar sus principales donantes.

La Asamblea tiene que considerar que lo más costoso para los californianos es un sistema político sin claridad —especialmente con las iniciativas electorales- que desalienta la participación de la ciudadanía. La aprobación de este proyecto es un respaldo a la democracia en que la base es el empoderamiento del votante.