Deasy: ‘Todas mis políticas estarían en peligro’

Deasy tiene tres opciones a seguir tras su renuncia: trabajar en correccionales para menores, asistir a líderes educativos o contender para un cargo público
Deasy: ‘Todas mis políticas estarían en peligro’
John Deasy permanecerá con el distrito bajo "asignación especial" por el resto del año.
Foto: Archivo

En su primera aparición pública después de renunciar al cargo de superintendente del Distrito Escolar de Los Ángeles (LAUSD), John Deasy dijo que en este momento su programa de evaluación de maestros y otros “logros” de su gestión de más de tres años, estarían en la cuerda floja.

Todas las políticas estarían en peligro y creo que sería una vergüenza para los estudiantes”, comentó Deasy en una teleconferencia cuyo tópico central fue la “tremenda” presión política que enfrentan los líderes educativos en California por impulsar planes que incomodan a ciertos grupos.

Con un tono relajado, Deasy dijo que espera “dormir bien” en los siguientes días y que en la temporada navideña tomaría una decisión sobre su futuro. Tiene tres opciones: trabajar en correccionales para menores, asistir a líderes educativos o contender para un cargo público.

“No tengo nada claro en mi cabeza, hay un par de consideraciones”, mencionó.

Deasy no amplió sobre si la presión política del Sindicato de Maestros de Los Ángeles (UTLA) o de los miembros de la junta escolar lo forzaron a dejar el liderazgo del LAUSD. “Fue la conclusión de que había que seguir avanzando”, señaló.

A decir del superintendente, ni la crisis de programación de clases (que ha afectado el aprendizaje de estudiantes en tres preparatorias en barrios marginados), ni el polémico programa de $1,300 millones que pretende entregar tabletas electrónicas a todos los alumnos del distrito, motivaron su salida.

No obstante, reconoció que el plan de evaluación de docentes “intensificó un debate polarizado”.

En una carta publicada el jueves, Deasy comentó que deja el cargo con un “abrumado orgullo” por sus logros, resaltando un crecido nivel de graduación en preparatorias (subió a 77% en el ciclo anterior), un mejor desempeño de alumnos de inglés y matemáticas, y la reducción de las suspensiones.

Para Students Matter, que impulsó la demanda Vergara vs California, que pide evaluar a los docentes para ofrecer una instrucción de calidad en las aulas, la salida de Deasy obedeció a factores políticos.

“La notica ayer sobre la renuncia del doctor Deasy continúa siendo un patrón en California. En los últimos dos años cuatro superintendentes, todos ellos simpatizantes de los demandantes en este caso, han sido forzados a salir o enfrentaron extrema presión política a pesar de haber mejorado el rendimiento académico, especialmente en los niños vulnerables”, dijo su vocera Hillary Moglen.

Otros líderes educativos que participaron en la teleconferencia defendieron a Deasy. “Vemos el agresivo ataque” de grupos gremiales, dijo Tony Smith, ex superintendente del distrito escolar de Oakland, quien dijo estar “enojado” por la salida del aún titular del LAUSD.

Al tiempo que Jonathan Raymond, antiguo superintendente del distrito escolar de Sacramento, dijo que era “un día triste para los niños de Los Ángeles”.

En la teleconferencia, Deasy no habló sobre Ramón Cortines, quien temporalmente ocupará su cargo.