Tras los pasos del médico de NYC contagiado con ébola

Las autoridades de Salud rastrean hasta las llamadas telefónicas que hizo el doctor Craig Spencer

Guía de Regalos

Tras los pasos del médico de NYC contagiado con ébola
El lugar de bolos “The Gutter” en Brooklyn fue cerrado por precaución.
Foto: Humberto Arellano / El Diario

Nueva York – Antes de llamar al 911 para avisar que se sentía enfermo y que tenía síntoma de ébola, el médico Craig Spencer (33) realizó varias actividades en la ciudad los días posteriores a su llegada de África, incluyendo utilizar el metro para moverse entre Manhattan y Brooklyn. Ahora las autoridades de Salud están rastreando sus movimientos, para determinar si alguien más pudo haber sido expuesto al mortal virus.

Tres carpinteros hispanos trabajan al frente del lugar de bolos “The Gutter” en Williamsburg, en Brooklyn, donde estuvo el médico La noche del miércoles antes de que fuera internado en el Hospital Bellevue el jueves. El lugar fue cerrado y docenas de medios se agolpaban la mañana del miércoles frente el establecimiento.

“Yo me enteré por la televisión y el internet, pero no caí en cuenta que era el negocio del frente. Nunca entro ahí y el letrero ni se ve”, dijo a El Diario el ecuatoriano Diego Guerra (30).

Spencer, quien trabajaba como voluntario en África con Médicos sin Fronteras, regresó de Guinea el 17 de octubre.

El martes pasado, aunque ya había empezado a sentirse mal, Spencer tomó el tren 1 y fue a comer en el restaurante Meatball Shop en Greenwich Avenue, para luego ir al parque elevado High Line en la Décima avenida, en Manhattan. La mañana siguiente el médico corrió tres millas por el Riverside Drive en Manhattan, y luego fue a comprar vegetales en un mercado comunitario en la calle 143.


Lee también:

Nerviosismo entre vecinos hispanos del doctor con ébola (video)

Primer caso de ébola desata paranoia en NYC

Ébola no se contagia fácil: 10 cosas que debes saber

Confirman que doctor de NYC está infectado con ébola

Riesgos de contagio con ébola en el subway son muy remotos

El Ébola y el Maratón de Nueva York


Además de seguir sus pasos, las autoridades investigan con cuidado las llamadas telefónicas y las transacciones de sus tarjetas bancarias para conocer más sobre sus movimientos los días previos. Se reportó también que pasó por Herald Square en la calle 34, en Manhattan. Viajó en los trenes A y L hacia el boliche en Brooklyn y además tomó un taxi del servicio por internet Uber para regresar a su apartamento después de estar en “The Gutter”.

“Esta mañana que llegamos nos dimos cuenta, pero no nos preocupa en lo absoluto. Ya se ha explicado mucho que el ébola no va por el aire”, dijo el carpintero guatemalteco Bartolo Chamorro (25), quien también trabaja frente al boliche.

Al ecuatoriano Henry Ordóñez (29) tampoco le preocupa que el paciente haya usado el tren L que él toma todos los días. “Mis hábitos no van a cambiar”, dijo mientras salía con sus compañeros a entregar unos muebles.

“The Glutter” reabriría la noche del jueves después de las “medidas de precaución” tomadas con la ayuda del Departamento de Salud de la ciudad y después de limpiar y desinfectar, según aparece en su página de Facebook.

  • Octubre 14. El doctor vuela de Guinea a Bruselas, capital de Bélgica. No reporta síntomas.
  • Octubre 17. Vuela a Nueva York. No reporta síntomas a su llegada al JFK.
  • Octubre 21. Reporta fatiga y agotamiento. No reporta fiebre, vómito ni diarrea. A las 3:00 p.m. el doctor comió en The Meatball Shop donde estuvo 40 minutos. 4:30 p.m visitó el High Line y compró un café en el puesto de Blue Bottle Coffee (Décima Av. y calle 16). A las 5:30 p.m. sale de la vía elevada, camina por la calle 34 y toma el tren 1 hasta la calle 145.
  • Octubre 22. A la 1:00 p.m. corre tres millas a lo largo del Riverside Drive y Westside Highway. A las 2:00 p.m. recoge vegetales en un mercado comunitario en la calle 143 y Amsterdam (Corbin Hill Farm) A las 5:30 p.m. va a “The Gutter” en Williamsburg, en Brooklyn, con dos amigos. Usa el tren A y el L hasta Bedford Avenue. A las 8:30 p.m. deja el lugar de bolos y regresa a su apartamento en un taxi de Uber.
  • Octubre 23. A las 10:15 a.m. el paciente reporta fiebre. Llama a Médicos Sin Fronteras y al Departamento de Salud. Es llevado de inmediato al Hospital Bellevue en una ambulancia del FDNY EMS.