Editorial: Desconexión política entre los votantes y Washington

Los votantes aceptaron medidas contrarias a la agenda conservadora
Sigue a La Opinión en Facebook
Editorial: Desconexión política entre los votantes y Washington
Los republicanos hablan, bajo el calor de la victoria, del triunfo de su agenda y la derrota de la de Obama, cuando otros resultados electorales lo desmienten.
Foto: Archivo

ENGLISH VERSION

El cambio de poder en el Senado federal da la impresión que el resultado de la elección del martes fue una victoria avasallante de la agenda conservadora. Sin embargo, el recuento de las iniciativas estatales aprobadas en la misma elección muestra victorias en la visión progresista.

La victoria Republicana en el Senado es consecuencia de un electorado mayormente blanco, masculino y adulto frustrado con la desigual recuperación económica representada por el presidente Obama. El enojo de unos y la desilusión de otros ―la base Demócrata― con el mandatario resume el triunfo de la estrategia opositora de convertir el comicio en un referendo sobre el presidente.

Hoy los Republicanos hablan, bajo el calor de la victoria, del triunfo de su agenda y la derrota de la de Obama, cuando otros resultados electorales lo desmienten.

Este es el caso de las iniciativas estatales, en donde los votantes aprobaron medidas opuestas la agenda ultraconservadora de los republicanos.

Por ejemplo, en Oregon, Alaska y Washington, D.C, triunfó la legalización de la marihuana; mientras que en Florida quedó a un paso de aceptar constitucionalmente la hierba como medicina.

Temas centrales como las restricciones al aborto y del control de armas salieron derrotados. En Colorado y Dakota del Norte perdió una medida que definía el feto como una “persona” y en el estado de Washington salió victoriosa la obligatoriedad de hacer averiguación de antecedentes antes de comprar un arma de fuego.

Lee también:


Ojos están puestos ahora en Obama para que actúe sobre inmigración

Demócratas pierden apoyo entre latinos, según encuesta nacional

EEUU deportó a 438,000 inmigrantes en 2013 dice DHS

‘DREAMers’ preparan protestas contra Obama

Casa Blanca busca reparar imagen de Obama en inmigración


La mayor disasociación se registró en el salario mínimo, en donde los votantes de Alaska, Arkansas, Dakota del Sur y Nebraska aprobaron elevarlo.

En muchos de estos casos los electores en estados considerados como republicanos enviaron un mensaje político anti-Obama con su senador, al mismo tiempo que votaban en contra de una agenda conservadora en los temas de calidad de vida que les afectan directamente.

La desconexión entre el sentir del ciudadano medio y Washington es cada vez mayor. Este problema continuará en la medida que los políticos sigan con orejeras ideológicas y mensajes negativos en vez de ver realmente el sentir de los estadounidenses.