Las princesas de Disney con cinturas humanas

Las princesas de Disney con cinturas humanas
Las princesitas pasaron por el "quirofano"

Valeria Lukyanova, la denominada “barbie humana” -quien desafortunadamente fue víctima de una golpiza que le propinaron un par de extraños el día de Halloween en su natal Odessa (Ucrania)-, es la muestra viviente de que una humana sí puede llegar a lucir como la famosa muñeca o, en su defecto, como las mundialmente adoradas princesitas de Disney. Sin embargo, Lukyanova ha sido la primera en compartir que su figura no es el resultado de la “madre naturaleza”, sino de una alimentación estricta, una rutina de gimnasio rigurosa y unos buenos miles de euros en cirugía plástica. ¿Cómo se verían las princesas de Disney si tuvieran una cintura más real?

La ilustradora de BuzzFeed, Loryn Brantz se tomó el tiempo de pasar a las queridas Ariel, Jazmin, Pocahontas, Elsa, Aurora y Belle por el “quirófano” del Photoshop y éste fue el resultado:

Screen Shot 2014-11-06 at 1.48.32 PM

Screen Shot 2014-11-06 at 1.48.21 PM

Screen Shot 2014-11-06 at 1.48.11 PM

Screen Shot 2014-11-06 at 1.47.41 PM

belle

Los defensores de las princesitas de Disney se tomaron las redes sociales para alegar de inmediato que las niñas ni siquiera piensan en “body image” como lo hacemos las adultas. Otras dijeron que finalmente se trata de un dibujo animado que no tiene por qué ser real en sus proporciones, y hasta las delgaditas expresaron estar cansadas de que su cuerpo y tallaje se considere “anormal”.

Vamos por partes: seguro las niñas no están familiarizadas con el término “body image”, pero de que los ejemplos de belleza a los que están expuestas afectan su percepción, lo hacen. La gente no tiene problema en apuntar el dedo contra las revistas de moda y su uso excesivo de Photoshop, acusándolas de influenciar a las adolescentes a seguir modelos absurdos de belleza. La diferencia es… ¡ninguna!

Si bien es verdad que los dibujos animados pueden verse como bien quieran sus diseñadores, la verdad es que hay que pensar también en los consumidores y el tipo de mensaje que se envía. Aunque el mundo de Disney es fantástico, se acerca lo suficiente a la realidad como para que las pequeñas “deseen ser como las princesas”. Sólo hay que ver la cantidad de princesitas Disney que andan por las calles cada Halloween.

Estoy completamente de acuerdo, hay mujeres de todas las contexturas: delgadas, gordas, altas, bajas, etc. Mientras su salud esté bien nadie tiene derecho a decir que su cuerpo es resultado de un desorden alimenticio y sí, ¡todos los cuerpos de las humanas son reales! (algunos con más partes falsas que otros, pero you know what I mean). Pero la crítica aquí no es a la delgadez, sino a las proporciones irreales.

En últimas soy de las que opino que es responsabilidad de los padres encargarse de que sus hijas entiendan lo que es un cuerpo saludable y aprendan a quererse a sí mismas, pero también soy consciente de la gran influencia que tienen los mass media sobre la forma como nos vemos a nosotras mismas. ¿Tú qué opinas?