Aprueban nueva vacuna contra el virus del papiloma humano

La medicina tiene el potencial de prevenir el 90% de los casos de cáncer uterino, de la vulva y el anal
Aprueban nueva vacuna contra el virus del papiloma humano
Gardasil 9 fue aprobada para su uso en mujeres entre las edades de 9 a 26 años y en hombres de entre 9 a 15 años.
Foto: Archivo

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó este jueves la nueva vacuna Gardasil 9, la cual protege contra nueve tipos de virus del papiloma humano (VPH) y previene en 90% los cánceres del cuello uterino, de la vulva, el vaginal y el anal.

Según explica la FDA en un comunicado, la vacuna fue aprobada para la prevención del cáncer de cérvix, de la vulva, vaginal y anal causado por los tipos de VPH 16, 18, 31, 33, 45, 52 y 58, y para la prevención de las verrugas genitales causadas por los tipos de VPH 6 o 11. Además, Gardasil 9 añade protección contra cinco tipos adicionales de VPH-31, 33, 45, 52 y 58- los que causan aproximadamente el 20% del cáncer de cuello uterino y que no están cubiertos por la vacuna Gardasil, previamente aprobadas por la FDA.

“La vacunación es una medida de salud pública de mucha importancia para reducir el riesgo de la mayoría de los cánceres del cuello uterino, genital y anal causados por el VPH”, dijo la doctora Karen Midthun, MD, directora del Centro para la Evaluación e Investigación de Productos Biológicos de la FDA. “La aprobación de Gardasil 9 proporciona una mayor protección contra los cánceres relacionados al VPH”, añadió.

Según informó la FDA, Gardasil 9 fue aprobada para su uso en mujeres entre las edades de 9 a 26 años y en hombres de entre 9 a 15 años. La vacuna se administra en tres inyecciones separadas, con la dosis inicial seguida de inyecciones adicionales que se administran posteriormente a los dos y seis meses. Según los estudios médicos, la vacuna es más efectiva si se coloca antes de que la persona contraiga la infección con las cepas del VPH.

La seguridad de Gardasil 9, que es fabricada por Merck Sharp & Dohme Corp., fue evaluada en aproximadamente 13,000 hombres y mujeres. Las reacciones adversas más frecuentes fueron dolor en el sitio de la inyección, hinchazón, enrojecimiento y dolor de cabeza.