De jonrones a jamones con Cecil Fielder

El cañonero en el retiro anticipa un duelo de poder entre su hijo y Nelson Cruz la temporada entrante
De jonrones a jamones con Cecil Fielder
Cecil Fielder. Foto: Getty Images

La figura de Cecil Fielder se levanta como un coloso entre un mar de niños que corren, gritan y ríen a su alrededor, ignorando que quien los carga y juega con ellos fue un día uno de los más temidos bates de toda la pelota profesional.

“Es la temporada, y para estos niños significa un mundo. Yo me siento muy bien de venir y apoyarlos”, dijo Fielder, quien fuera inicialista y designado de escuadras como Tigres de Detroit, Azulejos de Toronto, Yankees y otros.

A 16 años de la última ocasión en que se enfundó una franela de Grandes Ligas, la huella de Fielder aún se siente en la pelota gracias a su hijo, Prince, que al igual que él es uno de los más poderosos cañoneros de su generación.

Por eso no duda en incluirlo entre sus bates de poder favoritos para la temporada entrante.

“No sé quién la va a romper el año entrante. Pero yo diría que mi hijo va a estar en la cima porque vendrá hambriento de volver a jugar. (Nelson) Cruz va a estar también. Ellos dos son seguramente son los que van a estar hasta arriba, en la elite de la Liga Americana. En la Nacional no sé, es un volado”, manifestó.

Ese duelo entre Fielder y Cruz se antoja interesante por el marco en el que se dibuja.

Prince Fielder jugaba su primera temporada en el Rangers de Texas en mayo pasado cuando se determinó que se sometería a una cirugía en el cuello que le puso fin a su temporada y de paso cortó de tajo su racha de 547 partidos consecutivos en una alineación titular.

Por su parte, Cruz tuvo una campaña espectacular con el Orioles de Baltimore con quienes pegó 40 jonrones para ser el líder cañonero de las Mayores. Ahora el dominicano jugará para los renovados Marineros de Seattle con su paisano Robinson Canó.

Reflexionando sobre uno de sus exequipos, Fielder padre, quien ganó la Serie Mundial con el Yankees de 1996, dijo que esta temporada en que los Bombarderos despidieron a su capitán fue triste pero no una desilusión

“A todo le llega su final. Por eso no fue una decepción la temporada pasada. Derek Jeter había estado ahí por tanto tiempo. Vaya, él era un novato cuando yo estaba por aquí. Y ya era su hora de partir después de su increíble carrera”, manifestó. “Ya con la zaga de Derek Jeter finalizada, es tiempo de ver hacia el futuro”.

Ese porvenir es incierto, afirmó Fielder, porque todos ponían al Yankees entre los favoritos para contender la temporada anterior pero todo se vino abajo por las imprevisibles lesiones que mermaron su plantilla. Ahora, un año después, parecen estar en desventaja con su némesis, el Medias Rojas de Boston que se ha armado con peloteros como Pablo Sandoval y Hanley Ramírez.

“No sé si con lo que tienen ahora podrán competir con Boston”, señaló. “Lo cierto es que tienen muy buen picheo. Eso gana juegos. Es bueno tener ofensiva, pero no gana partidos. Ojalá Beltran vuelva a su nivel ya saludable. Alex regresa y ojalá contribuya a la ofensiva. Si esos lesionados vuelven saludables y dan 145 o 150 juegos en la campaña las cosas pueden ser mucho mejor”.

Ya con la navidad encima, Fielder se declaró un apasionado de la comida típica de estas festividades.

“Me gusta el jamón. Soy un apasionado del jamón. También me gusta la carne oscura del pavo. Me gustan los aderezos. El pay de camote también me encanta. Así que no puedo esperar para que lleguen las fiestas”, finalizó.