Presos de Guantánamo inician vida normal en Uruguay

Se cree que en dos semanas se movilicen solos por el país
Presos de Guantánamo inician vida normal en Uruguay
Seis presos de Guantánamo ahora son refugiados en Uruguay
Foto: Archivo

Montevideo — Los seis ex presos del penal de Guantánamo, acogidos recientemente en Uruguay como refugiados, dejaron el jueves el hospital donde pasaron un chequeo médico para instalarse temporalmente y hasta que “normalicen su situación” en una vivienda facilitada por el sindicato PIT CNT.

“Creemos que en dos o tres meses estarán en condiciones de poder moverse solos por el país, estar adaptados y andar tranquilamente”, dijo el secretario de Propaganda y Relaciones Internacionales de PIT CNT, Gabriel Molina.

El hospedaje se extenderá hasta que encuentren trabajo y perciban un salario para “vivir como vive cualquier uruguayo”, agregó Molina, tras confirmar que diferentes empresas ya han propuesto ofertas laborales para estos refugiados.

El sindicato PIT CNT comunicó al Gobierno uruguayo su propuesta de tutelar a los seis hombres -cuatro sirios, un palestino y un tunecino- ofreciéndoles hospedaje de forma transitoria y ayudándoles en los aspectos básicos de su alimentación, inserción social y laboral, hasta que “se adapten al país”.

El vicecanciller de Uruguay, Luis Porto, aseguró recientemente que la Ley de Refugio prohíbe difundir información sobre la situación de los seis ex presos trasferidos desde el penal estadounidense de Guantánamo al país sudamericano.

Es por ello que la salida del centro hospitalario se realizó de madrugada y con discreción, con el fin de preservar la privacidad de los refugiados.

De momento, los seis refugiados planean quedarse en Uruguay, según el portavoz sindical, pero “si se quieren ir del país, se pueden ir”, dijo, tras pedir a los medios de comunicación “no asediarles y dejarles en paz”.

Además, algunos de los refugiados ya han planteado su intención de recibir a sus familias.

A través de un comunicado, PIT CNT hizo pública el pasado 9 de diciembre su solidaridad con los ex prisioneros del penal cubano, “a los cuales no se les ha podido acusar de acto ilícito alguno y, sin embargo, han sufrido muchos años de cárcel y apremios físicos y psicológicos”, según la nota.

“Compartimos la decisión del presidente José Mujica y su Gobierno de abrirles las puertas a estos ciudadanos (…) Decisiones de éste calibre cultivan uno de los valores más caros para el movimiento sindical, como lo es la solidaridad”, destacó en dicho comunicado el sindicato, que también ayudó a las familias sirias que recientemente llegaron a Uruguay escapando de la guerra de su país.

A su llegada, en la madrugada del pasado domingo a bordo de un avión C-17 de los Estados Unidos desde el penal de Cuba, los ex reos fueron trasladados al Hospital Militar de Montevideo para certificar su estado de salud.

?>