Inmigrantes sobrepasan expectativas del DMV

El DMV considera contratar a más personal para atender la demanda
Sigue a La Opinión en Facebook
Inmigrantes sobrepasan expectativas del DMV
Pedro Martínez fue uno de los primeros en la fila saturada del DMV en Stanton.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

A casi una semana de que empezó a otorgar licencias de manejo a indocumentados en California, el Departamento de Vehículos (DMV), que contrató a mil empleados sólo para este trámite, contempla colocar más trabajadores en ciertas oficinas por las avalanchas de interesados que no ceden.

Han llegado tantos solicitantes que algunos han sido enviados a sucursales menos aglomeradas.

“Las cifras han sobrepasado nuestras expectativas”, dijo Armando Botello, vocero del DMV.

Sólo en los primeros tres días de la implementación de la ley AB 60, que concede el privilegio de conducir a los inmigrantes sin un estatus legal, el DMV atendió más de 46 mil solicitudes.

“El viernes [el primer día del proceso] íbamos a irnos a las 5 de la tarde, pero nos fuimos a las 10 de la noche”, contó una empleada del Centro de Procesamiento de Licencias en Stanton, donde una extensa fila de interesados casi rodeaba el edificio la mañana de este jueves.

El primero en formarse fue Pedro Martínez, quien vive en Anaheim. “Llegué a las dos y media de la mañana, me dijeron que se llenaba y sí, llegando yo empezó a llegar mucha gente”, dijo.

LEE ADEMÁS


¿Por qué fallan tantos al tramitar licencias de DMV?

Video educa sobre cómo obtener la licencia de manejo

Lo que debes saber si sacarás la licencia bajo ley AB 60


El tercero en la fila, Fernando Domínguez, vecino de Whittier, cree que estas multitudes afuera de las sucursales del DMV son reflejo de lo urgente que es una licencia de manejo para los inmigrantes.

“La gente ya no quiere arriesgarse”, dijo el nativo de Veracruz. “Yo pienso que con la licencia ya vamos a andar más seguros, ya podremos salir a cualquier hora”, agregó.

A las 8 a.m. se abrieron las puertas del único lugar en el condado de Orange que atiende sin citas a los beneficiarios de la AB 60 y decenas se dirigieron a los mostradores y ocuparon un espacio que zigzaguea entre cintas negras. Pero cientos seguían afuera del edificio, como su la fila no hubiese avanzado.

La capacidad del DMV se ha visto rebasada a pesar de que abrió cuatro oficinas especiales (dos en el Sur de California), extendió su horario los sábados en 60 oficinas, aumentó el número de citas y contrató a mil empleados. Ahora analiza poner más trabajadores en algunas sucursales.

“El DMV evalúa la situación diariamente y estudia la posibilidad de hacer algunos cambios, tales como aumento de personal en ciertas oficinas”, indicó el portavoz Botello.

La dependencia también ha experimentado un incremento del tiempo para procesar las solicitudes.

“Esto se debe a que los empleados ahora están recibiendo documentos con los que -aunque habían recibido entrenamiento- no están completamente familiarizados”, explicó Botello.

Diógenes Arroyo, residente de Anaheim, cuenta que no esperaba ver tanta aglomeración en la oficina del DMV en Stanton. “Cuando llegué había tanta gente afuera que creía que todavía estaba cerrado”.

A él le urge la licencia porque su trabajo –se dedica a instalar televisores y cámaras- le exige manejar casi todo el día. “Es una necesidad grandísima”, dijo el guerrerense.

Se espera que al finalizar esta semana la agencia haya recibido unas 100 mil solicitudes