Liberan en Dominicana a político que vende medicina caduca

El procurador Francisco Domínguez Brito cuestiona a jueza por liberar a José del Carmen Cruz, acusado de vender medicamentos vencidos
Liberan en Dominicana a político que vende medicina caduca
El fiscal arremetió contra la jueza Isabel Guzmán Paredes.

El procurador general, Francisco Domínguez Brito, cuestionó la decisión de una juez que liberó bajo fianza a un dirigente político de la oposición acusado de importar medicamentos vencidos a los que cambiaba las etiquetas para distribuirlos en el mercado incluso a entidades estatales.

“Quien se dedica a falsificar medicamentos, es tan criminal como el que mata o manda a matar por dinero”, dijo Domínguez Brito, al lamentar la decisión de la juez Isabel Guzmán Paredes, del Tercer Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, quien ordenó la libertad de José del Carmen Cruz, del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), una organización aliada al oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Según la Fiscalía del Distrito, el imputado creó un entramado societario integrado por 18 empresas, entre las que se destacan Centro de Diagnóstico Guaricanos, Export Pharma, Guifar, Yomifar, Credijones Constructora Inmobiliaria, Serviatech, Vallar Comercial, Jones Farmacéutica, Semprofarm y Metrofharma.

La Fiscalía determinó que “el acusado traía al país medicamentos vencidos o por vencer, luego contrataban de 10 a 15 jornaleros por día para volver a etiquetar esos medicamentos con una etiqueta falsa, colocándoles fechas de caducidad distintas que iban de 2 a 3 años luego de la originalmente establecida”.

La juez Guzmán Paredes decidió que en vez de guardar prisión preventiva, el imputado puede salir en libertad mediante el pago de una fianza de tres millones de pesos (67,568 dólares). La magistrada completó la media con la imposición de un impedimento de salida del país y la obligación de que el procesado se presente ante la Fiscalía en forma periódica.

Domínguez Brito calificó la decisión de la juez. Aseguró que el imputado cometía “un atentado contra la salud de los seres humanos, un delito tan grave como la tentativa de homicidio”. “Estamos hablando de adulterar, falsificar o distribuir medicamentos vencidos, que son adquiridos por pacientes con enfermedades terminales, con padecimientos de presión arterial, diabetes, deficiencias cardíacas, y que confían en que los mismos surtirán los resultados esperados”, dijo.

Sostuvo que República Dominicana “no puede continuar con un sistema de justicia que se convierta en garante de impunidades, en ninguna de las ramas delincuenciales o criminales”.

Anunció que la Fiscalía del Distrito Nacional, encabezada por Yeni Berenice Reynoso, apelará la decisión de la juez.

De su lado, Berenice Reynoso dijo: “Lamento mucho esta decisión y la califico como nefasta para la lucha en contra de la más importante red de falsificación y lavado de activos que ha sido acusada en la República Dominicana”.