Limpian patios de casas contaminados de plomo por Exide

El estado está en plena faena de remover la tierra de patios y jardines donde se han encontrado altos niveles de contaminantes
Limpian patios de casas contaminados de plomo por Exide
La limpieza de casas contaminadas con plomo de la planta Exide se inició en diciembre pasado.
Foto: Aurelia Ventura

@aracelimartinez

Guillermo Merin se llevó tremendo susto cuando se enteró que en el patio de su casa en Maywood a media milla de la planta Exide, había altas concentraciones de plomo.

“Me sentí más tranquilo después de que durante una semana, escarbaron hasta doce pulgadas de tierra en mi patio. Se llevaron todo lo que estaba contaminado en bolsas de plástico, y trajeron tierra nueva limpia”, dice Merin un mecánico retirado de 63 años.

Mucho más en paz se sintió cuando al hacerle exámenes de sangre a él y su esposa, no les encontraron plomo.

“Tuvimos mucha suerte porque hemos vivido aquí por más de 35 años. Aquí criamos a nuestros cuatro hijos. A ellos no les hicieron los exámenes de sangre. Son adultos, ya no viven con nosotros”, comentó un tanto nervioso.

LEE TAMBIÉN:

Comienza limpieza de vecindarios tóxicos cercanos a Exide

La planta de Exide suspendió sus operaciones en marzo de 2014 por no poder cumplir estándares de anticontaminación. Foto: Ciro César/La Opinión

A partir de diciembre, el Departamento de Control de Sustancias Tóxicas de California (DTSC) comenzó a limpiar los patios y jardínes de las casas cercanas a la planta recicladora de baterías de Exide Technologies, en los que se encontraron altos niveles de plomo.

“Hay un total de 216 casas en las áreas de Boyle Heights y Maywood pegadas a la planta, pero no todos los propietarios han estado de acuerdo en que se hagan las pruebas de suelo”, dijo Sandy Nax, portavoz del DTSC.

Los patios o jardines del frente de las casas que tienen prioridad número 1 en la limpieza son aquellos en las que se encontraron niveles de plomo superiores a las 1,000 partes por millón como ocurrió con la vivienda de Guillermo Merin. También las casas ocupadas por niños pequeños o mujeres embarazadas, en donde hay escasa presencia de tierra pero con más de 400 partes por millón tienen prioridad.

“Cerca de 844 toneladas de tierra han sido removidas”, dijo Nax del DTSC. Mientras que 16 casas con la más alta prioridad han sido limpiadas, y diez están pendientes, señaló.

LEE TAMBIÉN: Piden acción legal contra planta recicladora de Exide

En marzo, va a cumplirse un año que la planta Exide ha estado cerrada. Un estudio revelado por el Distrito de Manejo de la Calidad del Aire de la Costa Sur concluyó en 2013 que la contaminación del aire de la planta aumentaba de manera significativa el riesgo de cáncer para los trabajadores y más de 100 propietarios de casas en Maywood y el área del este de Los Ángeles. En enero pasado, aún cerrada la planta, durante una sorpresiva inspección, reguladores estatales y federales encontraron ocho violaciones a las leyes de desperdicios peligrosos.

Gladys Limón, abogada de la organización Comunidades por un Mejor Ambiente (Communities for a Better Environment) dijo que las altas cantidades de plomo en las casas de los vecinos son un veneno. “Puede causar cáncer, y para los niños es muy peligroso”, dijo Limón quien ha luchado por años por el cierre definitivo de Exide en Vernon. Agregó que la limpieza del suelo de las casas cercanas debió hacerse hace tiempo. “Ha sido un trabajo limitado porque no se ha hecho un esfuerzo suficiente por parte del estado por comunicarse con los dueños de las casas. La mayoría de los vecinos afectados son trabajadores latinos”, se lamentó.

Dagny Akeyson, portavoz de Exide dijo que han dedicado más de 9 millones de dólares en un periodo inicial de cinco años para la limpieza de suelos en propiedades identificadas al norte y sur de la planta de Vernon.

“Reconocemos las preocupaciones de la comunidad y tenemos confianza en que la estricta nueva orden del Departamento provee una fuerte vigilancia regulatoria para limpiar propiedades residenciales identificadas”, añadió en un comunicado Thomas Strang, vicepresidente de Seguridad y Salud del Ambiente de Americas of Exide Technologies.

La supervisora Hilda Solís, cuyo padre trabajó por un tiempo en una planta recicladora de baterías dijo que tiene que educarse a la comunidad que vive cerca de Exide para hacerse exámenes de sangre. “Estoy muy preocupada por su salud y porque muchos tienen miedo a hacerse las pruebas para saber si están envenenados de plomo. Tenemos que informarles de los recursos disponibles”, dijo a La Opinión.

¿Debe o no abrir sus puertas de nuevo Exide?

“No sabemos. No están ni a la mitad en la limpieza de casas donde se ha encontrado suelo contaminado. Hemos escuchado hablar de un daño continuo. Exide debe cumplir con sus obligaciones. Tenemos que hacer que las agencias que supervisan sus permisos, los hagan cumplir, si no cumplen, no pueden operar”, Solís.