Alejandro G. Iñárritu es la gran estrella del momento

Tras ganar tres Oscar por 'Birdman' —una cantidad histórica, y primera ocasión para un latino—, Alejandro G. Iñárritu analiza, antes y después de la gala, lo que lo ha catapultado al éxito
Alejandro G. Iñárritu es la gran estrella del momento
El director mexicano se robó la noche en los premios.
Foto: Getty Images

Para los mexicanos y los latinos de este país, Alejandro González Iñárritu se robó la noche de los Premios Oscars con su aclamado trabajo en “Birdman”.

Y él, en su paso por la alfombra roja y tras bambalinas el domingo, no los olvidó ni a ellos ni a sus seguidores en todo el mundo al recoger sus tres preseas.

“De alguna forma, ha tocado a muchas personas a nivel personal y nivel emocional”, dijo el cineasta mexicano a la prensa minutos antes de ingresar al Dolby Theater.

Reveló no contar con una rutina especial previa a la ceremonia de la entrega de los codiciados galardones.

FOTOS: Todo lo que quieres saber de Alejandro G. Iñárritu

“Vinieron un par de amigos, tomamos un poco de jugo de naranja, fui a caminar en la mañana temprano, hice meditación, [respondí] algunos mails, hablé con mis amigos; nada especial”, aseguró mientras su esposa lo esperaba unos pasos atrás.

Entre risas, agregó, entusiasmado, que en esos minutos “no funciona el cerebro de trabajo, es de un tamaño de un nudo, no funciona. Hago lo que puedo”.

“El cine es mi pasión”, añadió para después brindar con tequila, ofrecido por un reportero en la alfombra, y saludar a otros colegas.

Horas más tarde, en la sala de prensa, con trofeo en mano, recordó a célebres figuras latinoamericanas.

FOTOS: LOS GANADORES DE LOS OSCAR

“Estas películas le deben mucho a Julio Cortázar, a Jorge Luis Borges, a Ernesto Sábato, a Octavio Paz, a Carlos Fuentes… Creo que hay mucho dolor y sangre y el pulso de los escritores latinoamericanos en esta película”, dijo el ganador como Mejor Guión Original, Mejor Película y Mejor Director.

Y entre broma, aseguró que convenció a la poderosa compañía productora Fox Searchlight de hacer la película, al puro “estilo mexicano”. “Solo les mostré mi pistola y dije: ‘Hola, ¿quieren hacerla?'”. Tampoco culpó a los que no quisieron financiar la película porque sabe que “sonaba un riesgo”.

Iñárritu, que estos días rodaba en Canadá “The Revenant” con Leonardo DiCaprio, aseguró que no cree en las fronteras.

“Como artista, como humano, como cineasta, no puedo tener esas estúpidas fronteras, banderas y pasaportes. Esos son conceptos creados por la sociedad. Pero realmente, desnudos, todos seríamos igual… Nunca me he sentido diferente… El arte no tiene esas fronteras ideológicas que chin… tanto al mundo”, enfatizó.

El firmante de “Amores perros” y “Babel” volvió a comentar el tamaño de nudo de su cerebro asegurando que se le olvidó a agradecer a su madre, quien lo miró ganar desde un televisor, y a quien le quería dedicar su victoria.

Pese a ser una la figura que más frecuentó la sala de prensa, por sus múltiples trofeos, comentó que lo que hace es más que un trabajo.

“Yo no tengo una carrera, tengo una vida. Y la tengo ahora y hoy la estoy viviendo y disfrutando a lo máximo. No sé qué pasará después pero hoy es excelente”, afirmó.