La chilena Lupe Gajardo le puso plumas al NYFW

La chilena Lupe Gajardo le puso plumas al NYFW

A sus 27 años, Lupe Gajardo (diminutivo del nombre Guadalupe) puede contar con orgullo que se convirtió en la primera chilena en participar del circuito oficial de la Semana de la Moda de Nueva York. La historia comenzó en octubre cuando recibió la invitación para participar y tras cuatro meses de encierro y trabajo casi 24/7, logró armar los 37 looks (80 piezas) que presentó esta semana en Lincoln Center en el margen de la NYFW.

“Me inspiré en los pájaros y los mendigos para crear esta colección” nos cuenta Lupe Gajardo. ¿Pájaros, mendigos? Lupe quería hacer una colección donde pudiera coger diferentes cosas de la vida cotidiana para “transformarlas, darles un giro y sacarlas de su entorno natural”. Así, por ejemplo, la diseñadora reutilizó costales de café para convertirlos en faldas y abrigos. Tomó algunas plumas y las puso en vestidos y bodies. También pudimos ver safety pins como adornos de algunas piezas. La chilena mostró siluetas anchas y muchas, muchas layeres.

lupe2

Siguiendo la tendencia de no heels, Lupe optó por sandalias planas. 

No tan sólo era su primera vez en la NYFW sino que también, por primera vez, se arriesgó a diseñar los zapatos (con la ayuda de la firma de calzado chilena Bestias) y las carteras que acompañaron a cada una de las modelos que desfilaron pues sabe que un buen accesorio puede armar un outfit. “Y definitivamente lo seguiré haciendo porque lo encontré demasiado entretenido”.

Y es que Lupe siempre se imaginó una colección simple y sencilla. “Si te fijas, la estética del mendigo es súper natural. Yo quería trasladar eso a la pasarela: la belleza auténtica y pura sin ningún tipo de pretensiones”. Los tonos tierras, beige y verdes fueron los protagonistas así como también los tejidos de punto grueso y algodones orgánicos.

Además de trabajar con costales de café, la diseñadora reutilizó mucho denim para crear pantalones, blusas y chaquetas. Quería algo simple y lo consiguió. Porque la mujer de Lupe es sencilla, prefiere la comodidad ante todo y no quiere pretender ser algo que no es.

lupe1

Plumas, denim reutilizado, algodón orgpanico y safety pins fueron algunos de los objetos que Lupe decidió sacar de su “ambiente natural”.