Abner Mares se vuelve oscuro

El peleador mexicano, maduro y ecléctico, se reagrupa en su cueva musical para emprender el camino de regreso a la elite del boxeo
Abner Mares se vuelve oscuro
Abner Mares dice estar listo para enfrentar a Arturo Reyes el sábado en Las Vegas y regresar a la élite del boxeo.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

LOS ANGELES .- Las instalaciones de los estudios musicales DEL Records, situados en Bell Gardens, ocultan la guarida de un guerrero. Detrás de los discos autografiados por el cantante Gerardo Ortiz y la sofisticada decoración se abren las puertas de la cueva de Abner Mares, un gimnasio invadido por los colores rojo y negro.

“Los colores oscuros siempre han sido mis favoritos”, dice el peleador de 29 años. “Siempre que veo el rojo, veo sangre. El negro no deja traspasar la luz, es un color que no deja ver a la gente cómo es el verdadero Abner”.

Es en este gimnasio donde Abner Mares se ha aislado durante los meses de entrenamiento para preparar su combate de este sábado ante Arturo Reyes, como parte de la función del sábado que encabezan Keith Thurman y Robert Guerrero en el MGM Grand de Las Vegas.

Después de perder lo invicto en 2013, ante Jhonny González, Mares decidió tomarse el 2014 como un año de impulso.

Venció a Jonathan Oquendo y a José Ramírez, pero el combate del sábado es más importante para él de lo pudiera parecer.

La pelea ante Reyes “me abre las puertas para hacer grandes cosas”, apunta Mares (28-1-1, 15 KOs), quien cree que su ventaja es la preparación exhaustiva que dedica a sus combates. “Las peleas se ganan abajo del ring. Mentalmente siempre voy muy motivado porque creo que entreno mucho más que los rivales”.

 photo UE5A9744_zpsxcs455rg.jpeg

Abner tiene en la mente a dos objetivos. Uno de ellos es el propio Jhonny González, quien le arrebató el título de campeón en 2013, y a quien busca para una revancha de gladiadores mexicanos.

“Mi enfoque es ganar combates y seguir impresionando al público. Quiero capturar el campeonato mundial de peso pluma”, adelanta.

El otro es Leo Santa Cruz, que sonaba fuerte para un pleito con Mares hasta la derrota de éste. Ahora, el tapatío espera que la pelea se caliente y se pueda dar.

Abner tiene ganas.

Cuando echa la vista al 2013, Abner ve del lado positivo su derrota con González:

“Pon tú que le gano. Después de eso, ¿qué sige? Otra pelea más difícil, y después, otra. Igual mis mejores años los hubiera dejado allí, y, ¿para qué? Acabo de cumplir 29 años, me siento muy joven.”

Mares se centró en su esposa y sus dos hijas (de 8 y 3 años), algo que le hizo rejuvenecer y madurar, según cuenta. Caer contra González le hizo pensar, y de ahí surgió la idea del nuevo gimnasio, y este reinicio.

-¿Quién ganará entre Mayweather y Pacquiao?

Mayweather, por su estilo. Pacquiao tiene problemas con peleadores técnicos.

– ¿Quién es hoy el mejor boxeador mexicano?

– No te puedo encontrar uno. Todos, incluso yo mismo, tenemos que trabajar más para que la gente diga “ese es el mejor peleador mexicano”. Un peleador latino que me gusta mucho es Román ‘El Chocolatito’ González. Me encanta su técnica.

– ¿Qué es lo que más temes del combate ante Reyes?

– Mi único miedo es el miedo a perder, porque a nadie le gusta perder. Pero eso va a haber siempre. Es bonito sentir miedo, el día que no sientas es el día que no vas a reaccionar.