México tacha de incongruentes reporte de ONU sobre tortura

El canciller José Antonio Meade rechazó que en México la tortura sea una práctica generalizada
México tacha de incongruentes reporte de ONU sobre tortura
José Antonio Meade, ministro de Relaciones Exteriores de México.
Foto: Ciro César / La Opinión

El canciller mexicano, José Antonio Meade, calificó de incongruentes algunas afirmaciones realizadas por el relator especial de la ONU sobre la tortura, Juan Méndez, en un informe en el que concluye que esta práctica es generalizada en el país.

“Nosotros encontramos que hay algunas aseveraciones que no guardan congruencia dentro del mismo reporte, en el cual se reconoce lo mucho que México ha avanzado en la atención de este tema (tortura)”, dijo Meade en una rueda de prensa en la capital mexicana.

El titular de Exteriores indicó que desde la presentación del reporte preliminar “se le pidió al relator que documentara los casos que le preocupaban y que sustentara esa aseveración”.

Méndez sólo aportó “información de 14 casos”, de los cuales ya en 13 “se tienen avances importantes”, dijo Meade sin precisar los casos.

Destacó que México ha logrado avances significativos en la prevención y atención de la tortura en diferentes niveles, algunos de los cuales se dieron después de la visita del relator.

“Tenemos la convicción plena de erradicar este fenómeno y consolidar los avances que tenemos y hacer lo necesario para que la tortura en México sea cosa del pasado”, aseveró Meade.

Horas antes, en una sesión del pleno del Consejo de Derechos Humanos de la ONU celebrada en Ginebra (Suiza), el Gobierno mexicano respondió que la afirmación de que la tortura es generalizada en el país “no corresponde a la realidad” ni al resto del contenido del informe del relator.

Tampoco refleja “los enormes esfuerzos que ha desplegado mi país para consolidar, en la ley y en la práctica, una cultura de respeto a los derechos humanos, que por cierto han sido acompañados en gran medida por las Naciones Unidas”, dijo el embajador Jorge Lomónaco, representante permanente de México ante los organismos internacionales con sede en Ginebra.

Indicó que después de la visita de Méndez, el presidente Enrique Peña Nieto presentó el 2 de diciembre de 2014 una iniciativa que faculta al Congreso para expedir las leyes generales en materia de tortura y desaparición forzada.

Con ello, afirmó, “se logrará avanzar en la homologación del delito a nivel nacional conforme a estándares internacionales”.

El relator argentino presentó hoy ante el Consejo de Derechos Humanos su informe sobre México basado en la visita que hizo al país entre el 21 de abril y el 2 de mayo de 2014.

En el documento, Méndez asegura que “la tortura y los malos tratos durante los momentos que siguen a la detención y antes de la puesta a disposición de la Justicia son generalizados en México y ocurren en un contexto de impunidad”.

“La impunidad de la tortura y el maltrato es aliciente para su repetición y agravamiento”, señala.Con información de EFE.

?>