Bombarderos preocupados por su alfombra

Peloteros yankees aseguran que el fútbol estropeará el campo de su estadio
Bombarderos preocupados por su alfombra
El Yankee Stadium no tendría el habitual tiempo de rehabilitación que los bombarderos le dan entre juego y juego.
Foto: Getty Images

Se acerca el momento para que ruede el primer balón de la MLS sobre el césped del Yankee Stadium, y algunos peloteros del equipo están preocupados por la alfombra de su en casa.

Lo poco que pueden hacer desde su campamento de primavera en Tampa, Florida, es manifestar sus inquietudes acerca de las condiciones de la grama sobre la que, a partir de este domingo y hasta el 27 de octubre, el New York City FC jugará cada uno de sus 17 partidos como local.

“Definitivamente tendrá un efecto, pero eso no lo podemos controlar, así que ni me preocupo”, le expresó al Wall Street Journal el inicialista Mark Teixeira. “Es algo terrible para un campo”.

“El pasto, la arcilla, todo queda estropeado”, añadió.

Yankee Stadium se llenará de Celestes del NYCFC

Kaká arranca triunfo al NYCFC

A su voz, se le unieron otros peloteros como Brendan Ryan, quien aseguró el balompié “no ayudará en nada” a la condición del terreno de juego. De hecho, especificó el infielder, cree que el desgaste que dejen los futbolistas afectará su juego defensivo.

“Quieres limitar los rebotes, en realidad. Así que creo que seré más propenso a equivocarme queriendo atacar, mucho, mucho más, que quedarme atrás y tratar de leer algún saltito que es impredecible. Me voy a entregar fácilmente porque querré lanzarme por la pelota, y ahí voy errar más”, le dijo Ryan al Wall Sreet Journal.

El que lo pone en perspectiva es el guardabosques Garrett Jones, que si bien concuerda con que el pasto recibirá más castigo, está seguro de que el campo estará en condiciones de que se juegue pelota gracias a las cuadrillas de jardinería.

“Si se maltrata un poco la grama, pero los jardineros siempre hacen un buen trabajo en acondicionarlo nuevamente”, dijo Jones al Journal. “Simplemente va a ser más carga de trabajo para ellos”.

Será más trabajo y menos tiempo para hacerlo. Los Bombarderos del Bronx hilaron sus 81 juegos como local dejando ventanas de entre tres a nueve días para que se realice el reacondicionamiento de un deporte al otro.

De acuerdo al equipo, este es un proceso que toma tres días.

Esta no es la primera vez que los Bombarderos de El Bronx comparten su campo con un equipo de fútbol. En 1971, el viejo Yankee Stadium fue la casa del Cosmos que ese año vio la luz.

El equipo se mudaría a la universidad Hofstra la siguiente temporada debido a la pobre asistencia que promediaba el equipo.

El New York City FC debutará como local este domingo en la MLS cuando reciba al New England Revolution en la segunda jornada de la competencia.