Obama: “asumo la responsabilidad”

Un rehén estadounidense y un italiano mueren 'por error fatal' en ataque con drone a campamento de al Qaeda

Guía de Regalos

Obama: “asumo la responsabilidad”
El presidente Barack Obama lamentó el error de inteligencia que costó la vida a un estadounidense y rehén italiano.
Foto: Getty

Serio y con rostro apesadumbrado, el presidente Barack Obama ofreció una breve declaración en la Casa Blanca en la que lamentó “profundamente” la muerte accidental del estadounidense Warren Weinstein y el italiano Giovanni Lo Porto, ambos rehenes en un campamento de al Qaeda atacado con un drone de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Weinstein, quien estuvo cautivo desde 2011 y Giovanni, en manos de los terroristas desde 2012, eran trabajadores humanitarios en Pakistán.

Obama, quien ordenó declasificar los detalles de la operación, de acuerdo con la Casa Blanca, se disculpó con las familias de los rehénes y dijo que, “como comandante en jefe, asumo toda la responsabilidad”.

“Como esposo y como padre, no puedo comenzar a imaginar la angustia que las familias de Weinstein y Lo Porto están sufriendo hoy”, dijo Obama. “Se que no hay nada que pueda decir para aliviar su dolor”.

La Casa Blanca dijo que no sabía que los estadounidenses y el italiano Lo Porto  estaban presentes en el campamento, cuando ocurrió el ataque el 14 y 19 de enero cerca de la frontera de Pakistan y Afghanistan.

Los rehénes estaban “escondidos” en un campamento de al Qaeda sin que lo supieran los agentes de la CIA que ordenaron el ataque con el drone tras el registro, dijo Obama. La comunidad de inteligencia recientemente determinó que los dos hombres murieron.

En un ataque separado también murió Adam Gadahn, un líder terrorista que fue ciudadano estadounidense que se había convirtido en un propagandista prominente de al Qaeda y estuvo muy cerca de Osama bin Laden. El Departamento de Justicia ofrecía una recompensa de un millón de dólares a quien diera información que llevara a su arresto.

 

Uso de drones bajo controversia

Con estas aumenta a siete el número de estadounidenses muertos en ataques con drones, seis de los cuales de manera inadvertida.

El Congreso le dio autoridad al presidente para llevar a cabo una acción militar contra Al Qaeda en 2001, después de los ataques del 11 de septiembre. Los ataques revelados ayer se llevaron a cabo en Pakistán por la CIA, y algunos han cuestionado si esta agencia puede usar armas letales.

Además los críticos cuestionan si la  calidad de intelegencia de EEUU en torno al uso de drones en ataques aéreos es realmente es confiable dado el número de muertes de estadounidenses y civiles extranjeros.

“Antes de que se tome cualquier huelga, debemos establecer el más alto nivel de certeza de que no habrá civiles o heridos”, dijo Obama en un discurso mayo 2013 en la Universidad de Defensa Nacional.

Al menos 20 civiles, entre ellos seis niños, según los informes, han muerto en ataques aéreos de EEUU desde entonces, según la Oficina de Periodismo de Investigación, un grupo con sede en Londres que ha criticado los ataques con aviones no tripulados. Este grupo sostiene que solo en Yemen, han muerto unos 153 personas en 31 ataques con drones de EEUU.

Aunque este es el primer caso en que un rehén estadounidense muere en un ataque con drones, estos aviones manejados a control remoto han matado a otros cuatro estadounidenses desde 2009. Solo uno de ellos,  Anwar al-Awlaki, era el objetivo.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) dijo ayer que la revelación de ayer genera “preguntas complicadas sobre la confiabilidad de la inteligencia en la cual depende el gobierno de EEUU para justiciar los ataques con drones”.

“En cada una de estas oepraciones conocidas hasta hoy, EEUU literalmente no sabe a quién está matando”, dijo a NBCNews Jameel Jaffer, director de ACLU.

 

 

 

 Warren trabajaba por la gente

Warren Weinstein, de 73 años de edad y un abuelo de Maryland, fue tomado como rehén en 2011, cuatro días antes de que se cumplierán los siete años con la Agencia de Desarrollo Internacional de EEUU. Desde su cautiverio, Weinstein había hecho varios videos pidiendo a Obama que negociara su liberación porque su salud se estaba deteriorando.

“Warren invirtió toda su vida en trabajar en beneficio de la gente en todo el mundo y amaba el trabajo que hacía para mejorar la vida de las pesonas”, escribió la familia de Weinstein en un comunicado.

“No hay palabras que hagan justicia al coraje y al dolor que estamos viviendo”, dijo Elaine, la viuda de Weinstein, agregando que la familia está ansiosa de conocer los resultados de la investigación de EEUU sobre la operación.

 

Un terrorista americano

En el segundo ataque murió Adam Gadahn, quien también era conocido como  Adam Pearlman y como Azzam al-Amriki.

Gadahn, de 36 años, nació en California y se convirtió en el traductor de al Qaeda. Su perfil subió tras la muerte de bin Laden, cuando se descubrió que tenía correspondencia regular con el líder terrorista. El Departamento de Estado había ofrecido una recompensa de un millón de dólares por información que llevara a su camptura.

Gadahm era visto por algunos seguidores de al Qaeda con recelo por su falta de credibilidad religiosa y experiencia en el campo de batalla. ISIS dijo en su edición de diciembre pasado de Dabiq, su revista de propaganda en línea, que al Qaeda nunca fue la misma después de Ayman al-Zawahri y Gadahn se hicieron cargo.