Clippers respiran en los playoffs

Chris Paul es la bujía del triunfo que lleva a Los Ángeles a igualar 2-2 la serie con los Spurs de San Antonio
Clippers respiran en los playoffs
Blake Griffi recupera un rebote en el tablero ante los Spurs de San Antonio. Foto: EFE
Foto: Getty Images

El base Chris Paul se reivindicó ante los Spurs con su mejor desempeño en lo que va de la fase final y lideró el triunfo a domicilio por 105-114 de los Clippers de Los Ángeles, en el cuarto partido de la eliminatoria de primera ronda de los playoffs de la Conferencia Oeste.

La victoria permitió a los Clippers empatar 2-2 la serie, que disputan al mejor de siete, y recuperar la ventaja de campo, cuando el martes se enfrenten en el Staples Center de Los Ángeles.

Paul, que fue acusado por varios jugadores de los Spurs de realizar un baloncesto agresivo sin que los árbitros le señalaran faltas técnicas, surgió como verdugo de los campeones de la NBA al anotar 34 puntos, repartir siete asistencias y capturar tres rebotes.

El escolta J.J. Redick logró 17 puntos y el base reserva Austin Rivers, hijo del entrenador del equipo Doc Rivers, aportó viniendo de la banca al sumar 16 puntos, su mejor marca como profesional.

El pívot DeAndre Jordan estableció el liderato de los Clippers en el juego interior al poner un tapón en la primera jugada ofensiva de los Spurs y concluyó el partido con seis puntos, 14 rebotes, y cuatro balones bloqueados.

El partido siempre estuvo igualado, pero con los Clippers por delante en el marcador al iniciarlo con racha de 6-0, aunque luego los Spurs respondieron con 8-0, pero a diferencia de lo que sucedió en el tercer partido cuando arrollaron al equipo angelino 100-73, siempre fueron a remolque.

Los Spurs intentaron romper el marcador a su favor, pero no pudieron a pesar que el alero Kawhi Leonard volvió a ser el líder de su ataque con 26 puntos, siete rebotes y cinco asistencias.

Mientras que el veterano ala-pívot Tim Duncan logró un doble-doble de 22 tantos y 14 rebotes.

Duncan, de 39 años, se convirtió en el primer jugador en la historia de la NBA en disputar nueve mil minutos en partidos de la fase final.

El base francés Tony Parker, que perdió el duelo individual con Chris Paul, logró 18 puntos, repartió una asistencia y capturó dos rebotes.

La otra clave de la derrota de los Spurs estuvo en la poca inspiración encestadora que tuvo el pívot brasileño Tiago Splitter, que salió de titular y en los 18 minutos que jugó falló los cinco tiros de campo que hizo para irse en blanco y sólo tuvo cuatro rebotes como aportación.

Tampoco el escolta Danny Green estuvo inspirado y falló los seis tiros de campo que hizo, que fueron todos intentos de triples, en 28 minutos que disputó.

Por los Spurs, Manu Ginóbili jugó 22 minutos en los que anotó tres de seis tiros de campo, incluido un triple de dos intentos.

El internacional argentino también capturó tres rebotes, repartió tres asistencias, recuperó un balón, perdió tres y puso un tapón.