Comienza el racionamiento de agua

Comienza el racionamiento de agua
Foto: Suministrada

San Juan

Por primera vez en más de dos décadas, las autoridades puertorriqueñas anunciaron ayer un plan de racionamiento de agua ante la crítica situación de algunos embalses en la zona metropolitana a causa de las escasas precipitaciones registradas en los últimos meses.

El presidente ejecutivo de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Alberto Lázaro, indicó que el racionamiento comenzará mañana miércoles y afectará a 160.000 clientes abastecidos por el embalse Carraízo.

“Hacemos un llamado a la ciudadanía para que mantengan la prudencia en el consumo. No es momento de llenar piscinas, lavar carros o hacer limpiezas con máquinas de presión ni mangueras. Es momento de usar el agua sólo para lo esencial”, afirmó Lázaro en una conferencia de prensa.

Este es el primer racionamiento de agua que se decreta en la isla caribeña desde 1994, cuando los cortes de suministro se prolongaron de mayo a septiembre, y se debe a la falta de lluvias de consideración desde octubre pasado.

De acuerdo con el plan establecido, el suministro de agua se suspenderá en períodos de 24 horas (un día sí y otro no) para la zona metropolitana de San Juan y otros municipios cercanos que se sirven del embalse de Carraízo, que es el más afectado y el que abastece a más población.

Las áreas que se verán afectadas en esta primera fase serán algunas partes de San Juan, Trujillo Alto, Canóvanas y Carolina. Las autoridades han repartido la zona en dos regiones: una empezará el miércoles con los cortes y la otra el jueves.

“La razón de dividir los sectores en dos grupos es para permitirnos agilizar la operación y restablecer el servicio con mayor rapidez, al tiempo que buscamos minimizar los posibles impactos de daños o averías en la red de distribución”, detalló Lázaro.

El plan contempla también la posible activación, por parte del gobernador Alejandro García Padilla, de la Guardia Nacional por si fuera necesario, así como el establecimiento de un centro de distribución de agua en el estadio Hiram Bithorn, en San Juan, desde las nueve de la mañana y hasta las ocho de la noche.

El racionamiento ya fue advertido por Lázaro hace dos semanas, luego de que bajaran los niveles de los embalses Carraízo y La Plata.

En cuanto a La Plata, que suple a 163.000 abonados residentes de Bayamón, Naranjito y partes de Toa Baja y de Corozal, Lázaro dijo que se mantienen atentos a su nivel y que posiblemente en los próximos 15 o 30 días estarán “hablando de este tema”, en referencia a otro posible racionamiento de agua para esas localidades.

Lázaro detalló que el plan de racionamiento le costará a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados 5 millones de dólares mensuales en servicios de mantenimiento y pago de horas extras a los empleados en los embalses.