Correa: usen la revocatoria en vez de la violencia

El Presidente responde a manifestaciones que han pedido su renuncia
Correa: usen la revocatoria en vez de la violencia
Foto: EFE

Quito

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, retó ayer a la oposición a pedir la revocatoria constitucional de su mandato, en vez de intentar conseguir su salida del poder con acciones de violencia o de fuerza, en un acto en el que se refirió a las manifestaciones de los últimos días en el país.

“Vamos opositores, en vez de usar la violencia, la fuerza, utilicen la Constitución”, dijo Correa.

El gobernante, ante las manifestaciones celebradas durante los últimos días en el país en rechazo a medidas legislativas impulsadas por él, lanzó este desafío en una alocución pública y dijo que no cederá en su empeño, porque esas iniciativas buscan la justicia social.

“Ojalá algún día se atrevan a ir a un referéndum, a una consulta popular de revocatoria, para vencerlos nuevamente en las urnas”, clamó el mandatario.

El reto fue recogido desde la oposición por el legislador Andrés Páez, uno de los impulsores de las manifestaciones, quien escribió en Twitter: “Listo Correa aceptado el desafío! Vamos por la revocatoria pero con un Consejo Electoral independiente no con esos borregos mamarrachos!”.

A su regreso de Europa, donde participó en la cumbre entre la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Cariebeños (UE-Celac) y visitó la Expo de Milán, el mandatario advirtió que los impulsores de las protestas son “gente insensata e irresponsable” que “está buscando violencia, está buscando muertos”.

Pretenden “otro 30 de septiembre”, dijo el jefe del Estado, en referencia a la fecha de 2010 en que él estuvo nueve horas refugiado en un hospital en medio de una revuelta policial que se saldó con diez muertos.

El mandatario recordó que en aquella jornada no cedió. “Y jamás cederemos ante la fuerza, ante la sinrazón”, agregó, aclamado por una multitud congregada en la Plaza de la Independencia, ante el palacio presidencial, desde cuyo balcón pronunció su discurso.

El gobernante replicó con estos argumentos a las críticas que ha recibido durante los últimos días, que se han escenificado en manifestaciones ante la sede del movimiento oficialista, Alianza País (AP), donde se han congregado personas que rechazan medidas promovidas por Correa para gravar con impuestos las herencias y la plusvalía inmobiliaria.

Los impulsores de estas manifestaciones opositoras aseguran que afectarán gravemente a la familia, a la clase media y al empresariado, pero el gobernante sostiene lo contrario, es decir, que el 98 % de la población no sufrirá las consecuencias.

No volverán

Flanqueado por la presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira, y el vicepresidente del país, Jorge Glas, Correa concluyó con algunas de sus consignas habituales: “somos más, muchísimos más” y “los del pasado, no volverán”, agitando una bandera ecuatoriana desde el balcón.