Lo que nos gustó (y disgustó) de la Copa

Nuestra conclusión del torneo es que Sudamérica crece como región de fútbol, pero que el abitraje fue localista y que Brasil no tiene remedio
Lo que nos gustó (y disgustó) de la Copa
Selecciones como Perú y Bolivia hicieron un papel por encima de lo esperado. En Sudamérica, prácticamente no hay enemigo pequeño.
Foto: Getty Images

La Copa América Centenario está programada para el siguiente verano, sujeto a que las sacudidas recientes en Conmebol, Concacaf y Traffic Sports, empresa que tiene los derechos promocionales del evento, no se traduzcan en una cancelación u otro contratiempo. El torneo, a efectuarse en Estados Unidos, promete mucho.

Pero por ahora analizamos lo que nos gustó de la Copa América Chile 2015, y también lo que no nos gustó.

 

Ángel Soto

Me gustó: fútbol a balón controlado

El estilo es la guinda de la Copa América de Chile 2015. El fútbol de salir con la pelota desde atrás, con el pase como la vía para abrir caminos y no el juego especulativo, rudo y basado en la llamada segunda jugada, no sólo es lo más rescatable del torneo, sino una invitación al optimismo a futuro. Los progresos de Chile, Perú y Venezuela prometen una eliminatoria mundialista de alarido en Sudamérica.

No me gustó: Brasil, una historia de abuelo

Brasil es cada vez más impresentable. Si Chile, Perú, Argentina, Venezuela y Colombia, hasta encontrarse con la Albiceleste, se intentaron crear juego y no dividir la pelota, el fútbol de la “Canarinha” cada vez es más pantanoso. Brasil, para las nuevas generaciones, es ya una historia de abuelo para dormir al nieto, una fantasía de la cual sólo Neymar Jr. sobrevive para hacernos dudar si es verdad que alguna vez fueron el “Scratch do Oro”.

 

Nube Urgiles
Me gustó: cada vez más competencia

La buena actuación de las selecciones de Perú y Venezuela, lo que demuestra que el nivel del fútbol sudamericano se aprieta cada vez más. Atrás quedaron los días en que Brasil, Argentina y Uruguay eran los amos y señores de la Conmebol. Ahora, las otrora llamadas selecciones “chicas” las enfrentan sin complejos. Será interesante ver si se mantiene esa tendencia durante las eliminatorias para el Mundial de Rusia.
No me gustó: el irrespeto del Tri

La actuación de México, el eterno invitado a la Copa América. Con la Copa Oro como prioridad, México fue a Chile con un equipo “B” y fue el primer combinado en irse del torneo. Ojalá que los jerarcas de la Conmebol analicen si vale la pena seguir invitando a una selección que irrespeta al torneo más antiguo del mundo.

 

Jairo Giraldo

Me gustó: la región más disputada

Es interesante que el fútbol continental vuelva a tener equilibrio a nivel de selecciones. Ya no son Argentina y Brasil, los monstruos inalcanzables, y Venezuela y Bolivia los eternos colistas. La Copa América rescata los procesos de Perú y Paraguay, que serán rivales de miedo en la eliminatoria de Conmebol. La Vinotinto venezolana ratifica progresos y Bolivia vuelve a creer. En Sudamérica se vuelve a jugar la eliminatoria más disputada del mundo.

No me gustó: el arbitraje localista

Los arbitrajes tendenciosos a favor de Chile desempolvaron hechos vergonzosos acaecidos en el Mundial de Chile 1962 cuando los árbitros llevaron a los transalpinos hasta semifinales. Como si La Roja no tuviera suficiente fútbol para ganar en el campo, se percibía una manipulación conspirativa para favorecerlos. El tema de fondo es el mismo de antes: las autoridades del fútbol están permeadas por la corrupción y talentos como Vidal, Bravo, Vargas y Alexis no necesitan de eso porque pueden ganar de manera legítima para Chile.

 

Manuel Morfín

Me gustó: desenlace con suspenso

A pesar de no haber un fútbol espectacular ni selecciones dominantes durante la primera fase del torneo, esa misma irregularidad permitió que la definición de los equipos que avanzaron a cuartos de final fuera emocionante, como por ejemplo el Grupo C, en donde se dieron grandes sorpresas como la victoria de Venezuela sobre Colombia. Al tercer partido, las cuatro selecciones del grupo llegaron empatados y con la posibilidad de avanzar.

No me gustó: el exceso de polémica

Esta Copa América estuvo envuelta en polémicas y situaciones muy vergonzosas dentro y fuera de la cancha. Más que hablar de fútbol, el torneo dio titulares por la indisciplina de Arturo Vidal y su accidente en un Ferrari, el increíble dedazo de Gonzalo Jara en lo más íntimo de Edinson Cavani, sin olvidarnos de la indisciplina del brasileño Neymar Jr., que sólo jugó un par de partidos tras insultar y agredir a un árbitro al final del partido ante Colombia.

 

Abraham Nudelstejer

Me gustó: los mejores a la Final

Ver llegar a la Final a las dos selecciones que apostaron por ganar sus partidos sin sacrificar el espectáculo es lo mejor que deja la Copa América 2015. Chile y Argentina son el claro ejemplo de que se pueden sumar puntos sin traicionar a aquellos que pagan un boleto para ir a verlos. La Roja y la Albiceleste combinan sus estrellas e inspiraciones para convertirse en los colores de la bandera del buen fútbol.

No me gustó: astros a las escondidas

James Rodríguez estuvo escondiéndose en la cancha en detrimento de Colombia y beneficio del Real Madrid. La decepción mexicana llamada selección. La indisciplina de Arturo Vidal que le pudo haber costado la vida y el dedo de Gonzalo Jara que le dio la vuelta al mundo. Messi pidiendo a los árbitros cobrar falta cada vez que otro jugador lo tocaba. Neymar haciéndose expulsar del torneo para que el Barcelona se dejara de preocupar.