Senadores de California también ya se hartaron de Trump

Un grupo de senadores ha pedido al gobierno estatal finalizar contratos con el magnate
Senadores de California también ya se hartaron de Trump
La Resolución 39 del Senado cortaría lazos con el magnate.
Foto: Getty Images

California, el estado que ahora resguarda a más latinos que cualquier otro grupo racial —según datos del Censo—, también se declara en contra del magnate Donald Trump.

Al menos es lo que busca conseguir un grupo de senadores.

Junto con nueve colegas, el senador Isadore Hall, demócrata de Compton, presentó una resolución el jueves, pidiendo que California deje de invertir en las empresas del magnate a raíz de los comentarios ofensivos y de mal carácter que hizo contra inmigrantes mexicanos.

“El Estado de California no se mostrará indiferente ante este tipo de retórica y comportamiento racista”, dijo Hall en una conferencia de prensa. “Hoy nos presentamos ante el Estado de California para pedir que se despoje de Trump“.

Trump causó revuelo el mes pasado cuando acusó a México de mandar a “violadores, narcotráficantes”, refiriéndose al sinnúmero de inmigrantes mexicanos que cruzan la frontera anualmente. Desde su anunció de entonces, en el que se postuló para candidato a la presidencia, la lista de empresas que le han cerrado la puerta en la cara solo se extiende.

Empresas como Univision, NBCUniversal, Macy’s, NASCAR y el PGA han roto relaciones con el magnate inmobiliario y estrella de televisión.

La resolución 39 del Senado también insta a empresas privadas y particulares en California a poner fin a sus afiliaciones de negocios con Trump. Hall dijo que estaba actualmente en pláticas con los sistemas de jubilación pública del Estado y, en caso de que haya lazos con empresas del magnate, se podría introducir un proyecto de ley de desinversión.

En sí, la resolución no tiene fuerza legal, pero de acuerdo a la senadora Holly Mitchell, demócrata de Los Ángeles, California tendría el poder de enviar un mensaje fuerte al pegarle a Trump donde más le duele: su billetera, tal como se hizo hace décadas con la desinversión del gobierno del apartheid en Sudáfrica.

“Sería una vergüenza si no nos enojamos lo suficiente para tomar acciones contra un dictador racista”, aseguró Mitchell.

Por medio de un comunicado, el líder republicano del Senado, Bob Huff, calificó los comentarios de Trump “ofensivos”, pero rechazó la resolución.

LEE ADEMÁS:

Casa Blanca tacha de “indignantes” comentarios de Donald Trump

A Trump no le importan los efectos de sus comentarios porque es “muy rico”

¡Únete a la protesta! Trump estará este viernes en LA