El FBI custodia ya a violador en serie

El hombre es acusado de abusar de por lo menos cuetro mujeres en Santurce, El Condado e Isla Verde
El FBI custodia ya a violador en serie
Foto: ENDI

El hombre señalado como sospechoso de violar a varias mujeres en el área metropolitana, quien fue arrestado anoche por agentes estatales, cumple en este momento un término de libertad supervisada a nivel federal por un caso de fraude bancario que las autoridades federales revocarían.

Las autoridades federales asumieron la custodia del individuo esta tarde, cuando fue escoltado por personal del FBI fuera del Cuartel General de la Policía, lugar donde estuvo detenido desde anoche.

En este caso, no obstante, está por determinarse si los federales asumirían jurisdicción por delitos de “carjacking”, secuestro, robo y transportación de víctimas de agresión sexual, en caso de que se corrobore que el convicto Carlos J. Cruz Rivera es el hombre que cometió al menos cuatro violaciones contra mujeres entre Santurce, El Condado e Isla Verde.
Cruz Rivera, conocido también por el apodo de Cano Llorens, pasó a manos de los federales después de ser identificado por dos víctimas de robo –cometidos previos a las violaciones- en una rueda de confrontación realizada más temprano hoy, miércoles, adelantó la jefa de Fiscalía Federal, Rosa Emilia Rodríguez.

“Estamos en este momento evaluando seriamente el caso del violador del área metropolitana. Creemos que si hay jurisdicción, nosotros vamos a intervenir”, detalló Rodríguez, quien explicó que sería por los delitos de “carjacking”, robo, secuestro y transportación de un lugar a otro de las perjudicadas.

“Estaremos evaluando a base de que se identifique que en efecto sea el violador. Estamos pendientes a la investigación. Tan pronto sepamos que es la persona, evaluaremos asumir jurisdicción”, agregó.

Además de los nuevos cargos que podrían pesar en su contra a nivel federal, Cruz Rivera cumplía un término de cinco años de libertad supervisada luego de pasar año y medio en prisión por un caso de fraude bancario que data de 2012. Fue el juez federal Daniel R. Domínguez quien lo sentenció el 29 de octubre de 2013 a año y medio de cárcel, que terminó de cumplir a principios de este año. Al violar las condiciones de la libertad supervisada, podría pasar el término de cinco años en prisión.

Cruz Rivera fue acusado junto a otras 15 personas por conspirar para cometer fraude bancario y extorsión por una suma de $1.7 millones. Los líderes eran José Juan Arroyo Maldonado, conocido como Colombia, y Juan “Teddy” Marrero, quienes estaban encarcelados en la Cárcel Regional de Bayamón mientras cometían los hechos.

Según la pesquisa, los confinados se comunicaban con ciudadanos que tenían anuncios clasificados a través de la Internet, regalando las cuentas de sus autos BMW y Mercedes Benz, tras confrontar problemas para poder pagarlos y así evitar que su crédito se dañara.

Los confinados los llamaban y solicitaban sus números de cuenta para hacer transferencias electrónicas con cuentas ilegales. Los coacusados que estaban en la libre comunidad falsificaban cheques y otros documentos para “saldar” la deuda de los dueños de los vehículos. Cuando los bancos llamaban para reclamar la falta de pago, el vehículo era reportado como hurtado en el sistema de la Policía.

Cruz Rivera también estaba preso en la Cárcel Regional de Bayamón cuando participó del esquema de fraude. Se declaró culpable el 5 de noviembre de 2012 por usar celulares prepagados desde el interior de la institución carcelaria para contactar a coacusados, de los cuales al menos uno él mismo reclutó, para darles instrucciones para que prepararan los cheques y documentos falsos para fraudulentamente comprar los vehículos.

En el foro estatal, el sospechoso ha sido acusado por delitos graves y menos graves, como escalamiento, robo y fuga desde el año 1993. Había salido de prisión en el mes de enero del Centro Metropolitano de Detención en Guaynabo.

Los casos son consultados con la fiscal Mibari Rivera, de la Unidad Especializada de Delitos Sexuales. Personal del Departamento de Justicia también se encuentra asistiendo a las víctimas en el proceso.

Los hechos por los que podría ser procesado hoy ocurrieron el 30 de junio en la calle Unión en Santurce, donde llevó a una conductora bajo amenaza con un arma de fuego hasta un cajero automático para retirar dinero y otro caso similar ocurrido el 12 de junio en la esquina de las calles Loíza y King Court, en Santurce. En este último caso el individuo llevó a la querellante hasta un banco en Isla Verde. En uno de los casos no hubo abuso sexual y en el otro cometió actos lascivos.

El individuo fue arrestado anoche mediante confidencias recibidas en la Unidad Turística de San Juan. Las autoridades trabajan en el allanamiento del apartamento donde fue arrestado.

También se ocupó un arma de fuego con la que presuntamente amenazaba a sus víctimas.
El mes pasado el CIC de San Juan había divulgado un boceto del sospechoso tras reportarse dos violaciones, entre ellas una el 30 de mayo en la avenida Ashford en el Condado donde una mujer que esperaba a una amiga fue sorprendida por el individuo la encañonó y la agredió sexualmente. La segunda se reportó en la Plaza del Mercado en Santurce, el 7 de junio, donde bajo amenaza también abusó sexualmente de ella.

Mientras, el jueves de la semana pasada otra mujer denunció que fue interceptada por el hombre mientras abordaba su vehículo en la calle Cordero en Santurce luego de salir de compartir con amistades en un restaurante de la calle Loíza. El individuo la llevó a retirar en dos ocasiones dinero de cajeros automáticos y compró agua en un servicarro en un restaurante de comida rápida y la abandonó en Santurce.

El caso más reciente ocurrió este sábado frente a una hospedería en Isla Verde donde una mujer fue raptada y agredida sexualmente por el individuo, tras obligarla a retirar dinero de un cajero automático.