Conservadores temen efectos de “tóxica” retórica de Trump

Ideas  de Trump ahuyentan el voto latino, aseguran
Conservadores temen efectos de “tóxica” retórica de Trump
Foto: EFE

Washington.- Durante años han tocado puertas con un mensaje de “inclusión” de los inmigrantes, pero ahora líderes conservadores de corte moderado temen que la “tóxica” retórica anti-inmigrante del magnate republicano Donald Trump les eche esa batalla.

Consultados por este diario, varios líderes conservadores coindieron este miércoles en que, para mantenerse competitivos con el voto latino en 2016, los precandidatos republicanos tienen que distanciarse de las ideas de Trump, denunciadas por la influyente Cámara de Comercio de EEUU.

“Si se mantienen callados y no se distancian, tendrán problemas, pero él no habla por todos y no está bien que los demócratas quieran meter a todos los republicanos en un mismo saco”, dijo Alfonso Aguilar, estratega republicano y director ejecutivo de la Alianza Latina de Valores Conservadores.

Lee también: Donald Trump acorta distancia con Hillary Clinton en las encuestas

“Si Marco Rubio o Jeb Bush logran la nominación, (la demócrata) Hillary Clinton va a tener problemas con el voto hispano”, vaticinó Aguilar, exdirector de la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) durante la presidencia de George W. Bush.

Alex Nowrasteh, experto en inmigración del Instituto Cato, recordó que a través de la historia, el partido político que se ensaña con las familias inmigrantes termina perdiendo el apoyo de este bloque en las urnas.

“Lo vimos con los latinos en California en 1994, y en Wisconsin con el voto de los alemanes en la década de 1890. Esto podría pasar ahora si las ideas (de Trump) pasan a la corriente nacional del partido”, advirtió.

Lee también:  Congresistas piden prohibir que Trump exhiba su nombre en hotel en Washington

Daniel Garza, director ejecutivo de la “Iniciativa Libre”, un grupo financiado parcialmente por los conservadores Charles y David Koch,  reconoció que Trump está dificultando la labor de grupos como el suyo para avanzar principios conservadores entre los latinos.

La inacción del Congreso respecto a una reforma migratoria  “no debe ser pretexto para nuevas propuestas radicales e imprácticas, como poner fin a la ciudadanía por nacimiento,  o impedir que los inmigrantes envíen remesas a sus familias – una propuesta cruel que sólo agranda el control de gobierno sobre las finanzas personales y hiere a las familias pobres que dependen de ellos para sobrevivir”, subrayó Garza.

Un plan con tremendo costo fiscal

El plan migratorio del magnate inmobiliario incluye, entre otros elementos, la deportación masiva de los aproximadamente 11,5 millones de indocumentados y retirar la ciudadanía automática a niños nacidos en EEUU de padres indocumentados.

La deportación masiva y el combate a la futura inmigración ilegal costaría entre $400,000 y $600,000 millones en los próximos 20 años, según Laura Collins, del conservador “American Action Forum”.  Ese costo no incluye una contracción económica del 6%, o un declive de $1,6 billones en el Producto Interno Bruto (PIB) en ese período, según Collins.

Ali Noorani, director ejecutivo del Foro Nacional de Inmigración (NIF) insistió hoy en que la postura de Trump no refleja la de la mayoría de los republicanos ni la de la opinion pública en general.

Lee también:  Inmigrante mexicano que “trabaja en hotel de Trump” publica un video criticándolo

Pero sus declaraciones dificultan los esfuerzos republicanos de sumar votos entre los hispanos, en unos momentos en que se calcula que necesitará el 47% del voto latino para recuperar la Casa Blanca en 2016.

 “Bebés ancla”

 La acusación de que los inmigrantes cruzan ilegalmente a EEUU para tener hijos con los que puedan “anclarse” al país –el llamado efecto “bebés ancla”, o “anchor babies” en inglés- no es nueva, pero sigue resonando entre la fracción ultraconservadora del Partido Republicano, que culpa a los indocumentados del “robo de empleos”, la criminalidad y otros males.

El Comité Nacional Demócrata (DNC)  hoy mismo señaló que, además de Trump, también los precandidatos republicanos Ben Carson, Lindsey Graham, Bobby Jindal, Rand Paul, Rick Santorum, Chris Christie y Scott Walker apoyan la idea de eliminar la ciudadanía automática.

La ciudadanía por nacimiento es un derecho consagrado en la 14 enmienda de la Constitución, ratificada en 1868, y para eliminarla con otra enmienda se necesitaría la aprobación de todos tercios de ambas cámaras del Congreso, y de las legislaturas en 38 de los 50 estados.

Trump no es Reagan

Tampoco el comentarista político Michael Reagan, hijo del fallecido presidente Ronald Reagan, está contento con la retórica incendiaria de Trump, a quien acusó de querer arroparse con el nombre de su padre.

En una entrevista con Newsmax TV el martes, Reagan condenó que Trump y otros republicanos de la contienda presidencial estén enlodando el legado del 40 presidente de EEUU.

Trump está “destrozando todo aquello en lo que mi padre creyó”, argumentó Reagan, al señalar que su padre era “un poco menos conservador quee lo que la gente cree”.

“Es asombro ver cómo mucha de esta gente, incluyendo ahora a Donald Trump, usan el nombre de mi padre para arroparse con el manto de Ronald Reagan. Seamos honestos, eso nunca va a ocurrir  en el caso de Donald Trump”, afirmó.

Lee también:  Apoyan al chef español para pagar demanda de Trump

Su propuesta de negar la ciudadanía automática a niños nacidos en EEUU de padres indocumentados, “jamás sucederá” porque ningún tribunal revertirá la 14 Enmienda, vaticinó Reagan.

Unos tres millones de indocumentados lograron legalizarse bajo una amnistía promulgada por el presidente Reagan en 1986.