Mexicanos celebran con un desolado Grito de Independencia en LA

Muy pocos acudieron a la ceremonia oficial para conmemorar la Independencia de México en el Ayuntamiento de Los Ángeles
Mexicanos celebran con un desolado Grito de Independencia en LA
El cónsul mexicano en LA, Carlos Sada, da el tradicional Grito en el Ayuntamiento. /Ciro Cesar
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

El Grito de Independencia se escuchó muy claro la noche del 15 de septiembre en Los Ángeles.

Pero no fue por el entusiasmo con el que lo expresó el cónsul de México, Carlos Sada, ni tampoco por las buenas bocinas que había en la ceremonia llevada a cabo en las escalinatas del Ayuntamiento. La nitidez de los múltiples ¡vivas! se debía a lo desolado que estaba el lugar.

La asistencia a la tradicional celebración del Día de la Independencia de México fue tan pobre que la estimación no era mayor a 200 personas.

Ni los cantantes de música regional mexicana El Dasa y Jonathan Sánchez tuvieron la convocatoria de otros años, cuando la multitud obligaba al cierre de varias cuadras a la redonda.

Esto demuestra que la gente no está conforme con el gobierno de México, pero yo no creo que sea la forma de solucionar los problemas de nuestro país”, comentó Eladio Arispe, un vendedor ambulante que sólo se había embolsado $5 dólares producto de un gorro con la bandera mexicana.

Aunque no fue una multitud cono  en otros años, los mexicanos celebraron el Grito. /Ciro Cesar
Aunque no fue una multitud cono en otros años, los mexicanos celebraron el Grito. /Ciro Cesar

Raymundo Reyes dijo que a través de las redes sociales se estaba pidiendo a la gente no acudir a los festejos y que había muy poca promoción para el evento en City Hall.

“Ni siquiera decían a qué hora iba a ser”, comentó.

Para el señor más ruidoso del evento, quien pidió ser identificado sólo como “Don Matracas” por el artefacto que no dejaba de girar, la poca asistencia a la celebración de El Grito se debe a la antipatía que sienten los mexicanos hacia el presidente Enrique Peña Nieto.

“Yo vino porque a final de cuentas se trata de mi país y este debe ser un homenaje para los héroes que nos dieron patria, no para Peña Nieto”, comentó.

Alejandro Marín, otro de los vendedores ambulantes desilusionados por la poca concurrencia, consideró que tal vez muchos no fueron por todos los comentarios que ha hecho Donald Trump.

A los vendedores ambulantes les fue mal por la poca asistencia. /Ciro Cesar
A los vendedores ambulantes les fue mal por la poca asistencia. /Ciro Cesar

Una celebración para construir

Para Carlos Sada, quien dio El Grito por tercera vez como cónsul mexicano en Los Ángeles, la celebración de la Independencia de México en este país se debe entender como oportunidad para reafirmar la relación binacional.

“Hay una hermandad entre los dos países”, comentó Sada. “Me parece que (la celebración) es un reconocimiento a esas aportaciones que se han venido dando a través de las diferentes épocas históricas en el sentido de que es una construcción binacional la que estamos haciendo de nuestra sociedad”.

Si no se entendiera de esa manera, señaló, ambos países enfrentarían retos más difíciles.

“Estas fechas son precisamente para poder integrarnos más, entendernos más y  en base a nuestro pasado construir nuestro futuro”, agregó.