Trabaja de pie y suma años a tu vida

Estudios médicos demuestran que utilizar escritorios elevados tiene beneficios para la salud y reduce el riesgo de muerte prematura

Trabaja de pie y suma años a tu vida
Además de mejorar la salud, usar escritorios elevados favorece la productividad laboral.
Foto: Jesus Baez
Guia de Regalos

No se trata de un concepto nuevo. Por el contrario, es una tendencia que ha ganado miles de adeptos en los últimos años. Sin embargo, aún muchos desconocen los beneficios que su práctica puede tener para la salud. Nos referimos a trabajar utilizando escritorios de pie o elevados, en vez de sentados.

De acuerdo a diversos estudios médicos, trabajar sentado demasiadas horas al día es nocivo para la salud. La explicación, según los científicos, es muy sencilla: nuestro cuerpo no fue diseñado para permanecer inmóvil por tanto tiempo.

“Los seres humanos no han sido creados para estar siempre sentados, sino para estar de pie y en movimiento”, indica el doctor Derek Ochiai, cirujano ortopédico y especialista en medicina deportiva del Nirschl Orthopedic Center en Arlingon, Virginia.

Si te sientas frente a la computadora ocho o 10 horas al día, sin pararte o cambiar de posición, incrementas el chance de tener un dolor de espalda significativo como la ciática, que es la inflamación de un nervio que baja hasta los pies”, explica Ochiai.

Al sentarse, agregan los expertos, las personas ponen mucha presión y estrés en los músculos de la parte baja de su espalda, en los hombros, el cuello y toda la espina dorsal. Esta posición, además de causar dolor y calambres corporales, también afecta la circulación de la sangre por lo que algunos órganos del cuerpo, como el cerebro, no reciben las cantidades suficientes de oxígeno para funcionar adecuadamente.

El impacto negativo en el cuerpo es tal, que algunos expertos comparan estar demasiado tiempo sentado con fumar cigarrillos. Y, lo peor del caso es que, debido al ambiente y la dinámica que se vive actualmente en la mayoría de las oficinas modernas, los empleados permanecen confinados en sus puestos de trabajo por muchas horas al día. Se calcula que un trabajador promedio en EEUU pasa más de seis horas sentado cada día frente a su computadora.

Peligros para la salud

Las investigaciones médicas también han demostrado que el utilizar escritorios de pie acelera el metabolismo, lo que ayuda a quemar más calorías y bajar de peso.

“Hemos visto que los adultos que trabajan de pie tienen la circunferencia de la cintura más pequeña y un Indice de Masa Corporal (BMI) más bajo”, asegura el doctor Saad Chaudhary, cirujano ortopédico de columna, del Mount Sinai Health System en Nueva York.

Pero lo más importante, según explica el especialista, es que esta práctica reduce el riesgo de desarrollar enfermedades como obesidad, colesterol, diabetes y problemas cardiovasculares. Incluso, asegura, el adoptar esta postura mientras se trabaja, previene la aparición de ciertos tipos de cáncer.

“Nosotros los adultos pasamos hasta 60% del día en nuestro trabajo. Aparte del impacto en nuestra espina, el mayor problema de estar sentado por mucho tiempo es la asociación con una muerte prematura”, advierte el doctor Chaudhary.

Según un estudio realizado en 2012, si el promedio de los estadounidenses reduce el tiempo que permanece sentado a tres horas por día, su expectativa de vida podría aumentar hasta dos años.

Mayor productividad

Aparte de los beneficios médicos y físicos que se le atribuyen a los escritorios elevados, entre los que se incluyen una mejor postura, la tonificación de los músculos abdominales, de la espalda y las piernas, estos muebles también ofrecen, según los expertos, grandes ventajas desde el punto de vista mental y laboral.

Ken Kapica, director de mercadeo de AFC Industries (afcindustries.com), una compañía con sede en Queens que fabrica escritorios elevados y otros tipos de muebles ergonómicos, asegura que trabajar parado mantiene a las persona más activas y con más energía y esto, a su vez, redunda en mayor productividad laboral.

“Si trabajas de pie eres más productivo porque estás más alerta. Es como si manejas un carro en la noche y te estas durmiendo. Si detienes el auto, te paras y sales a caminar, te despiertas”, explica Kapica. “En nuestra compañía usamos estos escritorios y definitivamente nos sentimos mejor. Una vez que te paras, aumenta el flujo de sangre y oxígeno que va al cerebro, por lo que comienzas a pensar mejor”, agrega el ejecutivo, cuya empresa vende este tipo de escritorios a hospitales, laboratorios y compañías de Wall Street.

Alicia Espino, quien tiene un trabajo que requiere que esté frente a la computadora por varias horas al día, asegura que se siente mejor cuando escribe de pie. “El flujo del pensamiento es más rápido cuando estoy parada que cuando me siento. Es como si mi mente tuviera un ‘turbo’”, dice Espino, una periodista de Los Angeles.

Todo con moderación

Si bien resaltan sus beneficios, los expertos no dejan de recordar que, como todo en la vida, hay que tener moderación al trabajar de pie. Si la persona pasa todo el día parada, puede presentar problemas o dolores en la espalda, las rodillas y los pies.

Para evitar problemas se sugiere mantenerse activo lo más posible en el trabajo durante el día. Desde algo tan simple como caminar a la oficina de un compañero, en vez de enviarle un email, hasta subir las escaleras en vez de tomar el elevador.

Usados por genios

Aunque se trata de una práctica que ha ganando mucha popularidad recientemente, los escritorios elevados se vienen utilizando desde hace siglos y han sido preferidos, incluso, por personas famosas.

“Si recurrimos a la historia, vemos que en el pasado personas como Thomas Jefferson y Ernest Hemingway usaban escritorios de pie. Al igual que el autor de nuestra Declaración de Independencia, otras personas brillantes e inteligentes lograron mucho trabajando estando paradas”, dice Ken Kapica.

Esto sirvió de inspiración para Alicia Espino, quien asegura que luego de ver una película de Hemingway, que mostraba al autor escribiendo de pie, decidió intentar lo mismo. “Después de que respondí unos emails escribiendo de pie, me di cuenta que Hemingway tenía razón”, comenta Espino.

Otros grandes pensadores, intelectuales, pintores, escritores, innovadores y hasta presidentes que trabajaban pie fueron Leonardo Da Vinci, Isaac Newton, Sir Winston Churchill, Benjamin Franklin, Virginia Woolf y Thomas Wolfe, entre otros. Incluso, sin irnos tan lejos, el creador de Facebook, Mark Zuckerberg y sus empleados han optado por esta opción.

Algunas evidencias científicas

  • La Sociedad Americana del Cáncer realizó un estudio con 123,000 personas por 18 años y encontró que las tasas de muerte eran mayores en las que pasaban más de seis horas sentadas al día.
  • Un estudio realizado en 2013 por científicos de la Universidad de Chester, Inglaterra, encontró que las personas que permanecen de pie queman un promedio de 60 calorías más por hora que aquellas que están sentadas. El reporte explica que estar sentado causa que el metabolismo se haga más lento un 30%, lo que hace que las células del cuerpo respondan menos a la insulina, y esto aumenta el riesgo de obesidad, diabetes y colesterol.
  • Investigadores de la Universidad de Missouri encontraron que con el solo hecho de sentarse se bloquean las enzimas lipasa pancreáticas, esenciales para la digestión de sustancias grasosas (lípidos), por lo que las personas ganan peso.
  • Estudios endocrinológicos realizados por el doctor James Levine en la Clinica Mayo, Arizona, han demostrado que el estar sentado por mucho tiempo reduce la efectividad del cuerpo para regular los niveles de glucosa en la sangre, una condición llamada síndrome metabólico, que incrementa significativamente el riesgo de sufrir diabetes tipo 2.
  • Científicos británicos demostraron que los adultos que pasan más de dos horas sentados al día tienen 125% más riesgo de problemas de salud relacionados con enfermedades cardíacas, incluyendo dolor en el pecho e infartos, que aquellos que están parados y en movimiento.
  • Un estudio publicado en el Journal of the American College of Cardiology dijo que pasar sentado 10 horas en vez de 5, incrementa el riesgo de males cardiovasculares en personas que no tienen historia de problemas del corazón.
  • Una investigación epidemiológica realizada en 2011 por el Centro Alberta-Cancer Care en Canadá, vinculó el estar sentado por mucho tiempo con 49,000 casos de cáncer de mama y 43,000 casos de cáncer de colon al año en EEUU. También se ha relacionado a casos de cáncer de pulmón, próstata, endometrio y ovarios.