Indocumentados de Nuevo México aplauden decisión de juez federal sobre reembolso de impuestos

Piden un alto inmediato a esta práctica que habría afectado ya a unas 12,000 personas en este estado
Indocumentados de Nuevo México aplauden decisión de juez federal sobre reembolso de impuestos
Arizona cuenta con algunas de las leyes más severas en contra de los inmigrantes indocumentados.
Foto: Gary Williams / EFE

Activistas calificaron hoy “como una gran victoria para la comunidad inmigrante en Nuevo México” la decisión de un juez federal que allanó el camino para una demanda entablada contra el Gobierno de este estado por la retención del reembolso de impuestos a trabajadores indocumentados.
En un escrito publicado ayer, el juez estatal David Thomson rechazó la petición del Departamento de Rentas Internas y de Impuestos (NMTRD) estatal para que desestime una demanda en su contra por retener millones de dólares de trabajadores indocumentados que utilizan un numero de identificación personal de contribuyente, conocido como ITIN.
“Esta es una gran victoria para los demandantes en este caso y para los inmigrantes de todo Nuevo México, que decidieron valientemente rechazar una práctica equivocada”, dijo Gabriela Ibáñez Guzmán, del Centro de Trabajadores Unidos Somos.
Destacó que el juez estatal David Thomson tomó en consideración la situación de los inmigrantes en Nuevo México y les otorgó “protección”.
En su defensa, el estado cuestionó la validez de la demanda dado que fue firmada por personas “anónimos”, pero el juez ordenó que bajo una orden de protección, sean puestos de conocimiento de las partes implicadas las iniciales y sus números tributarios, con lo que dio luz verde para que la demanda prosiga.
Los demandantes, representados por El Fondo Mexico Americano de la Defensa Legal y Educación (MALDEF) y el grupo Somos Un Pueblo Unido, pide a la corte un alto inmediato a esta práctica que habría afectado ya a unas 12,000 personas en Nuevo México.
De acuerdo a la demanda, las personas afectadas son trabajadores que hacen sus impuestos utilizando un número de identificación conocido como ITIN, el cual otorga el gobierno federal a las personas que no pueden obtener un número de Seguro Social, como es el caso de los trabajadores indocumentados.
Los demandantes no tienen una cifra exacta, pero estima que varios millones de dólares han sido retenidos por estado desde que se inicio esta práctica.
“Esta situación afecta a familias enteras, y a sus hijos, muchos de ellos ciudadanos de este país”, dijo Emmanuelle Neza Leal, activista con Somos Un Pueblo Unido.