El frío aún no llega a Los Ángeles, pero los resfriados sí

Varias clínicas en la ciudad están tratando a pacientes con síntomas de gripe
El frío aún no llega a Los Ángeles, pero los resfriados sí
Es recomendado vacunarte contra la influenza.
Foto: Archivo / Shutterstock

Lauryn N. se quejaba hace una semana que tenía síntomas de gripe, como secreción nasal y cansancio.

“Me pasé todo el fin de semana en la cama, sin ánimos de nada y con congestión en la nariz. ¿A quién le da gripa en el verano con estas temperaturas tan altas?” se preguntó Lauryn.

Pero ella no está sola.

Aunque oficialmente aún no empieza la temporada de influenza (octubre), varias clínicas en la ciudad están tratando a pacientes con síntomas de gripe. Por ello, el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles está recomendado a los residentes vacunarse lo antes posible.

Las cadenas de farmacias como CVS y Walgreens ofrecen vacunas gratis a las personas con seguro médico, mientras que los miembros de Kaiser Permanente pueden acudir a la sala de enfermeras sin necesidad de hacer cita. La vacuna también es gratis.

Cada año, entre el 5% y el 10% de la población a nivel nacional contrae la gripe, y más de 200,000 personas son hospitalizadas por complicaciones de la enfermedad, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Las autoridades de salud recomiendan las vacunas para todas las personas mayores de 6 meses de edad. Las personas con enfermedades crónicas, las mujeres embarazadas y los niños menores de 5 años de edad tienen riesgos más alto de sufrir complicaciones y de fallecer a causa de la influenza. Estas personas deben buscar atención médico inmediatamente y solicitar que el médico les recete antivirales.

Las personas que no tienen seguro médico pueden obtener la vacuna de la influenza gratis llamando al 211.

¿Cuándo buscar ayuda de emergencia?

Bebés:

  • Dificultad para respirar.
  • Irritabilidad.
  • Vómitos constante y no quiere tomar líquidos.

Niños:

  • No puede comer.
  • No tiene lágrimas cuando llora.

Adultos:

  • Dificultad para respirar.
  • Dolor de pecho o de estómago.
  • Vómitos constantes.
  • Mareos o confusión.