No hubo paliza con sabor a venganza, pero Patriots marcharon sobre los Colts

Tom Brady lanzó tres pases de anotación en la reedición del ‘Deflategate’ y Nueva Inglaterra sigue como uno de los cinco invictos

No hubo paliza con sabor a venganza, pero Patriots marcharon sobre los Colts
Rob Gronkowski se escapa tras una de sus recepciones del domingo en la noche en Indianapolis. Los Patriots mantuvieron lo invicto.
Foto: Getty Images

La reedición del “Deflategate’ terminó de la misma manera que su capítulo original: con un triunfo claro e indiscutible de Nueva Inglaterra sobre Indianápolis.

En su visita a la casa de los Colts, los Patriots ganaron 34-27 y con eso mantuvieron su marcha perfecta de cinco triunfos sin derrota en la temporada. Sólo hay otros cuatro equipos invictos en la NFL: Cincinnati (6-0), Denver (6-0), Green Bay (6-0) y Carolina (5-0).

El duelo del domingo fue el mismo que enfrentó a ambos equipos en el juego de campeonato de la Conferencia Americana de la temporada pasada.

Fue después de ese partido que los Colts alertaron a la NFL de que el mariscal de campo de los Patriots, Tom Brady, utilizó balones inflados por debajo de lo que establece el reglamento.

La alerta emitida por Indianápolis causó una de las controversias más grandes que hayan sacudido a la Liga en los últimos tiempos con el comisionado de la NFL, Roger Goodell, suspendiendo cuatro partidos a Brady, pero con un juez federal vetando el castigo por no haber encontrado evidencias concretas y contundentes en contra del jugador.

El domingo, Brady tomó revancha de la situación al disectar la defensa de Indianápolis con tres pases de anotación. En total, el quarterback de los Patriots sumó 331 yardas y completó 27 pases en 37 intentos.

Al final del encuentro, Brady abandonó corriendo el campo de juego sin otorgar la acostumbrada entrevista a la cadena de televisión que transmite los partidos del domingo por la noche.

Andrew Luck no estuvo afinado por los Colts, aunque consiguió tres pases de anotación y 312 yardas.