La UE denuncia rebajas fiscales ilegales recibidas por Starbucks y Fiat

La Comisión Europea ordena a Holanda y Luxemburgo a recuperar millones de euros de las multinacionales.
La UE denuncia rebajas fiscales ilegales recibidas por Starbucks y Fiat
La fiscalidad internacional de las empresas está dando lugar a fricciones en la UE y con EEUU./Shutterstock
Foto: Shutterstock

Starbucks, la famosa cadena estadounidense de café, y FiatChrysler fueron acusados el miércoles de recibir rebajas de impuestos ilegales en dos países europeos. La Comisión Europea dice que encontró que millones de euros fueron regalados en rebajas de impuestos a Starbucks en Holanda, y Fiat en Luxemburgo, dinero que tienen que reembolsar.

Esto llega tras una esfuerza de contrarrestar las estrategias sofisticadas de evitar pagos completos de impuestos, usados por varias compañías multinacionales. La decision contra las rebajas de Starbucks y Fiat pueden ser la primera de una serie de demandas de otras similares. Algunos miembros de la UE están en contra de la competencia fiscal que consideran injusta de algunos países de la Unión y  en EEUU  funcionarios y políticos cuestionan que algunas multinacionales estén usando jurisdicciones de baja fiscalidad para evitar pagar impuestos federales o rebajar significativamente sus facturas.

“Todas las compañías, grandes y pequeñas, multinacional y no, deberían pagar su parte justa de impuestos”, dijo la comisionada Margreth Vestager en una declaración escrita de la Comisión Europea. La declaración también insistió que este tipo de rebaja dan las compañías ventajas injustas.

En el caso de Holanda, Starbucks pudo rebajar sus impuestos después de pagar millones en regalías. En Luxemburgo, la UE dice que Fiat “usó un método artificial y complejo, lo cual no fue apropiado para calcular ganancias fiscales que reflejaba las condiciones del mercado”, según la declaración. Según la comisión, Luxemburgo tiene que recuperar alrededor de 30 millones de euros, o 34 millones de dólares. Holanda tiene que recuperar una cantidad similar.

Ni las compañías ni los gobiernos reconocieron las acusaciones. “Holanda esta convencida de que los estándares internacionales actuales están aplicados y deberá, por lo tanto, analizar las criticas de la Comisión detenidamente antes de tomar una decision”, dijo un portavoz del Gobierno. Luxembourg también negó las acusaciones.

Starbucks esta de acuerdo con los gobiernos. “Starbucks comparte las preocupaciones expresadas por el gobierno de los Países Bajos que hay errores significativos en la decisión, y tenemos la intención de apelar, ya que seguimos las mismas reglas holandesas y de la OCDE  que están a la disposición de todos”, dijo la cadena de cafeterías.