Escuela dice que menor es responsable de haber sido violado

El menor de 13 años fue drogado y violado por otros estudiantes en la escuela
Escuela dice que menor es responsable de haber sido violado
El ataque se produjo en la Escuela para Sordos de California, ubicada en Riverside.
Foto: Captura / ABC7

Luego que una pareja demandó a una escuela privada por el abuso sexual que sufrió su hijo de 13 años, quien es sordo, la escuela de Riverside contrarrestó la demanda diciendo que el menor tuvo la culpa por lo que le ocurrió.

El menor fue víctima de un ataque sexual orquestado por un grupo de jóvenes, todos compañeros de escuela del jovencito.

Debido a su falta de oír, el menor jamás pudo explicar a sus padres qué le había ocurrido en el campus de la Escuela para Sordos de California el pasado mes de mayo. No fue hasta que la administración tomó cartas en el asunto, tres meses después de lo ocurrido, que los padres, Geneva y Tunde White-Sosanya, se dieron cuenta y posteriormente demandaron a la escuela por negligencia.

“Mi hijo fue violado. Fue obligado a participar en sexo oral”, dijo la madre en agosto pasado al noticiero ABC Los Angeles en agosto.

Pero en los documentos de la corte, dice la abogada que representa a la víctima, la escuela alegó que el “demandante sabía de los peligros… se expuso a todos los riesgos”.

Durante la investigación no se encontraron suficientes evidencias para levantar cargos contra los menores involucrados, dado que se considera haber sido un acto de consentimiento.

Además, los abogados de la escuela niegan que en el campus exista un “club de sexo”, en el cual participan menores entre 13 a 15 años, como también alegan los padres.

Sin embargo, la abogada dice que la escuela tiene pruebas que en 2013 existía un pequeño grupo de menores que obligaban a los adolescentes a tener relaciones o hacer algún tipo de acto sexual.

Por su parte, el Departamento de Educación de California, organismo que rige el plantel académico, se negó a comentar debido al litigio en proceso.

En un comunicado pasado, el Departamento dijo que se han revisado las políticas y prácticas de la institución, se ha ofrecido entrenamiento adicional al personal y se han implementado procedimientos adicionales para la seguridad de los estudiantes.

La escuela alberga a cientos de estudiantes provenientes de diversas regiones del estado y permite que éstos vivan en el campus. Los menores son monitoreados bajo vigilancia computarizada, sobretodo por las noches.

El hijo de los Sosanya asiste ahora a una escuela pública en Los Ángeles.