El opositor Macri gana las elecciones presidenciales en Argentina

Es el primer presidente no peronista en más de una década
El opositor Macri gana las elecciones presidenciales en Argentina
Foto: EFE

El cambio se impuso en Argentina. El candidato opositor de centro-derecha Mauricio Macri se alzó este domingo con la victoria en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Argentina al derrotar al aspirante oficialista Daniel Scioli.

El triunfo de Macri pone fin a 12 años de gobiernos de izquierda en el país iniciados con el primer gobierno de Néstor Kirchner en 2003, que fueron seguidos por los dos mandatos de su esposa, la actual presidente Cristina Fernández de Kirchner.

Con casi 85% de los votos escrutados, Macri obtenía el 52,8% de los votos frente al 47,4% del Scioli, postulado por el peronista Frente por la Victoria, lo que marcaba una tendencia irreversible.

“Es un cambio de época que nos tiene que llevar hacia el futuro, hacia las oportunidades que necesitamos para crecer, para progresar”, dijo Macri al comparecer por primera vez ante sus seguidores tras darse a conocer su victoria.

Añadió que buscará reducir la pobreza y derrotar al narcotráfico.

Daniel Scioli

Scioli reconoció su derrota antes de que finalizara el recuento oficial de votos.

Poco tiempo antes, Scioli reconoció públicamente su derrota cuando el recuento oficial había contabilizado 68% de los votos emitidos.

“Por la voluntad popular se ha elegido el nuevo presidente, el ingeniero Mauricio Macri, a quien acabo de saludar telefónicamente, deseándole éxito por el bien de nuestro país”, dijo el candidato del oficialista Frente por la Victoria ante sus seguidores cuando el el recuento oficial.

Desde el cierre de las urnas, en el búnker de la coalición opositora Cambiemos se vivía un ambiente de euforia, inspirados por los resultados de los sondeos a boca de urna que daban un triunfo a Macri, según reportó el corresponsal de BBC Mundo en Buenos Aires, Ignacio de los Reyes.

“Música tropical, camiones de comida y globos blancos y celestes listos para caer delatan el optimismo entre los simpatizantes de Macri”, añadía desde la sede de la coalición Cambiemos.

Sede de la coalición opositora Cambiemos.

Desde el cierre de las urnas electorales se vivía un ambiente de euforia en la sede de Cambiemos.

Las autoridades electorales señalaron que la jornada se había desarrollado con total normalidad y revelaron que el porcentaje de electores que habían acudido es de 74%.

Scioli es el gobernador de la provincia de Buenos Aires y Macri es el actual alcalde de Buenos Aires.

Ambos fueron los más votados en la primera vuelta electoral, el pasado 25 de octubre, en la que Scioli se impuso por un 37 por ciento de votos, tres puntos sobre Macri.

En esa ocasión, ninguno logró el 45% o el 40% más diez puntos de diferencia contemplados en la legislación argentina para alzarse con la Presidencia en primera vuelta, por lo que han debido enfrentarse en el primer balotaje presidencial de la historia de Argentina.

Macri tomará posesión del cargo el próximo 10 de diciembre.

Una victoria histórica

La victoria de Macri, que pocos habrían podido pronosticar hace unos meses tiene una importancia histórica en Argentina: se trata del primer presidente no peronista en más de una década, venció al partido de una presidenta –Cristina Fernández de Kirchner- que aún conserva gran poder e influencia en la política nacional, y es el primer líder de un partido de centro-derecha que gobernará desde el regreso de la democracia.

Y, como recuerda el corresponsal de BBC Mundo en Argentina, Ignacio de los Reyes, abre una gran interrogante: cuál será el futuro del peronismo, el gran movimiento político del país, ahora inmerso en una crisis de liderazgo sin poder en el gobierno nacional, el de la capital, o el de la provincia de Buenos Aires, que quedan en manos de Macri.